miércoles 22 jun 2022
Si se aprueba el Alivio Fiscal, regirán desde el 1 de julio

Los nuevos "techos" para que monotributistas y autónomos no paguen de más

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de junio de 2022 - 11:00

El proyecto de alivio fiscal, que busca actualizar los parámetros máximos de facturación de los monotributistas para evitar subir de categoría y pagar mayores cuotas, o bien quedar encuadrado en el régimen general con mayor costo impositivo, finalmente se tratará en Diputados. Si se sanciona sin cambios, el proyecto impulsado por Sergio Massa, elevará los topes un 29,12% para evitar los "saltos" entre categorías por la inflación.

Si bien suele hacerse a principios de año (la próxima debía ser en enero del 2023), la suba de precios y su consecuente impacto en la facturación llevó a que se adelante al 1 de julio. Es la fecha a partir de la cual empezarán a regir las nuevas escalas, siempre que la Cámara Baja lo apruebe sin cambios, algo que se da por descontado porque el oficialismo se aseguró los 129 votos necesarios.

El proyecto de ley intenta mantener la lógica de un impuesto progresivo, que busca gravar a las ganancias reales y no las producidas nominativamente por el impacto de la inflación y la consecuente mayor facturación. La actualización contempla un "alivio fiscal" para aproximadamente 4,5 millones de montributistas y más de 140 mil autónomos.

Los nuevos límites y la frecuencia de actualización

Los limites mensuales son estimados respecto del anual que es el cual debe tomarse en cuenta para la recategorización semestral. Podría no facturarse un mes y en otros tener una facturación mayor, por lo que dichos montos son ilustrativos para un control de la facturación mensual, y no pasarse de los limites respecto de la recategorización.

El índice por el cual se ajustan en el presente proyecto los ingresos brutos máximos por categoría es de 29,12%, coeficiente semestral acumulado a junio 2022 del índice de movilidad jubilatoria. Los cambios no incluirán aumento en las cuotas mensuales a pagar, sino sólo elevar los "techos" para no encarecer el tributo o quedar afuera del Régimen Simplificado, que quedarían así:

  • Categoría A: $601.959,49
  • Categoría B: $894.804,65
  • Categoría C: $1.252.726,50
  • Categoría D: $1.724.532,59
  • Categoría E: $2.277.684,56
  • Categoría F: $2.847.105,70
  • Categoría G: $3.416.526,83
  • Categoría H: $4.229.985,60

Para venta de bienes ésta es la actualización contemplada en las 3 categorías restantes:

  • Categoría I: $4.734.330,03
  • Categoría J: $5.425.770,00
  • Categoría K: 6.019.594,89

Además, el proyecto de ley también faculta al Poder Ejecutivo Nacional a una actualización semestral, en base al índice de movilidad acumulado a junio de cada año, para suavizar los desfasajes. 

 Hay que recordar que deberá compararse la facturación total entre julio del 2021 y junio de 2022 respecto de estos nuevos parámetros, para analizar si es necesario cambiar de categoría o mantenerse en la misma. Pero atención: el resto de los criterios para el análisis de la recategorización (alquileres devengados y precios unitarios máximos) no se han modificado

Alivio para autónomos

Respecto a los autónomos que están alcanzados por el impuesto a las Ganancias, el proyecto propone "incrementar las deducciones a fin de que el mínimo no imponible quede más equitativo o cercano al que aplican los empleados en relación de dependencia".

De esta manera, la deducción especial para los autónomos representaría dos veces la ganancia no imponible, pasando de $505.129,66 a $757.694,52. Así, la "brecha" de la deducción especial entre el empleado y el autónomo se achicaría de $707.181,58 a $454.616,72, mientras que para los nuevos profesionales se eleva de 1,5 a 2,5 veces la ganancia no imponible.

Igualmente, es notoria aún la histórica diferencia de deducciones de los autónomos respecto de los trabajadores en relación de dependencia. Esta diferencia implica una mayor presión impositiva para el sector autónomo que suele quedar rezagado en estas medidas de actualización de mínimos no imponibles o montos de deducciones personales.

Para el caso de los autónomos, tampoco se modifica el monto a pagar de las cuotas mensuales. Se mantiene así, el proceso de actualización trimestral estipulado por la ley siguiendo la movilidad jubilatoria. En este sentido, a partir de junio con vencimiento en julio, se incrementarán un 15% las cuotas mensuales acumulando un 29,12% respecto a diciembre del año pasado.

Te Puede Interesar