martes 9 ago 2022
DATOS OFICIALES

Año de especulaciones: en el primer semestre de 2011 creció la fuga de capitales

La cifra llegó a 9.801 millones de dólares, según informó el Banco Central. El organismo señaló que esto refleja "el habitual comportamiento del sector privado en períodos preelectorales".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Economía 5 de agosto de 2011 - 19:35

Con una fuerte aceleración en el segundo trimestre del año, la fuga de capitales alcanzó los 9.801 millones de dólares en el primer semestre, el 85,8 por ciento de lo que se fue del país en todo 2010, informó el Banco Central.

En un año electoral, la cifra quedó cerca de la masa de divisas que se fugaron durante el año pasado, que habían alcanzado los 11.410 millones de dólares, según datos oficiales.

La salida de divisas se aceleró en la segunda mitad del año con una fuga de U$S 6.125 millones, ya que en el primer trimestre había trepado a U$S 3.676 millones.

De acuerdo con operadores financieros, aunque todavía no se conocen las cifras oficiales, se estima que la fuga se profundizó y que solamente julio se habrían sumado unos 2.500 millones de dólares.

El informe del BCRA indica que este aumento de la demanda neta de divisas reflejaría "el habitual comportamiento del sector privado en períodos preelectorales, principalmente en la demanda de billetes en moneda extranjera por parte de la franja de ahorristas de montos menores".

Señala que "el 45 por ciento de la demanda total fueron personas físicas o jurídicas con compras mensuales por el equivalente de hasta 10.000 dólares".

En una radiografía del comprador de dólares, el BCRA indicó:  "Un 24 por ciento entre US$ 10.000 y US$ 50.000; un 8 por ciento entre US$ 50.000 y US$ 100.000; un 18 por ciento entre US$ 100.000 y US$ 1.000.000 y un 5 por ciento con compras mensuales superiores a US$ 1 millón.  Asimismo, alrededor del 96 por ciento de los billetes demandados fueron dólares estadounidenses, seguidos por euros con el 3 por ciento del total".

Desde 2003, la fuga de capitales se tradujo en que vía cajas de seguridad, bajo el colchón o al exterior, se fueron más de U$S 75.000 millones.

Lo que preocupa a los especialistas es que, de este total, unos U$S 58.000 millones salieron a partir de 2008, como si las condiciones políticas hubiesen generado mayor desconfianza en los inversores y los ciudadanos con posibilidad de ahorro.

La mayor salida de capitales tuvo lugar en 2008 y 2009 por el impacto de la crisis global que inicialmente contrajo la actividad económica doméstica y por una sucesión de crisis internas: conflicto con el campo, eliminación de las AFJP, salida de Martín Redrado del Banco Central.

Este año continuó por la crisis internacional y las sospechas de que tras las elecciones podría variar la política cambiaria con una mayor depreciación del peso.

Se estima que si continua el nivel de fuga de los últimos meses, en 2011 por primera vez desde 2002 las reservas anuales del BCRA podrían caer entre U$S 4.000 millones y $ 6.000 millones.

Entre enero y junio, los ingresos por exportaciones superaron los pagos de importaciones en US$ 9.251 millones, casi un 15 por ciento menos que en igual periodo de 2010.

La demanda por los pagos por intereses y el giro de utilidades y dividendos sumaron casi US$ 4.000 millones, menos que el año pasado debido a las restricciones oficiales.

Los giros netos por intereses de la deuda pública o privada sumaron unos 2.000 US$ millones.

Las reservas se achicaron en U$S 934 millones y suman al 30 de junio U$S 51.695 millones.

El propio Banco Central destacó que en el segundo trimestre, la salida de capitales (US$ 6.125 millones) fue más elevada que en trimestres anteriores.

Te Puede Interesar