miércoles 6 jul 2022
sentencia civil

El hospital Scaravelli tendrá que pagar $30 millones por un caso de mala praxis

Por Pablo Segura.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Policiales 23 de mayo de 2022 - 15:26

La justicia civil condenó al hospital Scaravelli de Tunuyán y en forma solidaria al estado provincial, a pagarle casi $30 millones a los padres de una niña que quedó con una incapacidad del 100%, luego de no recibir una adecuada atención al momento del parto.

La sentencia incluye también una indemnización por daños y perjuicios para la menor, quien hasta el día de hoy no puede realizar ninguna maniobra por sí sola, dependiendo de la ayuda de sus padres y seres queridos.

Según consta en la causa, los hechos ocurrieron a principios del 2013, cuando José Méndez y Ruth Funes tuvieron una hija en el hospital tunuyanino.

Cuando la menor nació, los médicos no realizaron el test de coomps, que es un estudio para determinar si la sangre de la pequeña es compatible con la de su madre. En caso de no ser así, se deben realizar transfusiones de sangre, detallaron los especialistas.

Lo cierto es que los profesionales que atendieron a la madre, le preguntaron cuál era el grupo sanguíneo y la mujer dio una información errónea, indicando que era A+ cuando en realidad la bebé era O+.

Esto le provocó a la criatura una ictericia y aún así la bebé fue dada de alta y enviada a su casa. A los días, su estado de salud empeoró notablemente.

Cuando los padres advirtieron que algo extraño estaba ocurriendo con la salud de su hija, ya era tarde. Fue llevad al hospital Notti y los médicos le diagnosticaron una encefalopatía grave, que luego le provocó una incapacidad del 100%.

"No puede hacer nada de nada, sola", resumieron fuentes judiciales con respecto a la víctima, quien debe estar con un tratamiento permanente.

Los jueces que analizaron el caso determinaron que existió una "deficiente prestación del servicio médico" y por lo tanto avalaron la demanda civil. En tanto que el error de la madre no podía ser tenido en cuenta con "excusa" por parte del hospital demandada.

"Cuando una persona sufre un accidente en una entidad autárquica, donde el Estado tiene una participación activa y esencial en su creación y su puesta en funcionamiento, luce procedente que dicha entidad deba responder ante los perjuicios que le reclamen", afirmaron los pesquisas.

En base a esto, el tribunal ordenó una indemnización de $16.600.000 para los padres y de $13.200.000 para la niña. Dichos montos deberán ser reconocidos por el hospital y gobierno provincial.

Mirá el fallo completo: 

Te Puede Interesar