datos

¿Chau asado?: se come cada vez menos carne vacuna en el país

El consumo interno de carne vacuna retrocedió un 3,5% en enero pasado versus igual mes de 2021.

Y no se descarta que siga cayendo.

En tanto, para el público, podría darse un nuevo incremento de precios que rondaría de 5 a 7%.

Estos datos y previsiones corresponden tanto a un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra) como a su presidente, Miguel Schiariti.

Según la entidad, en enero pasado el consumo aparente de carne vacuna por habitante se ubicó en 47,4 kg/año.

Resultó así 3,5% inferior al promedio del mismo mes de un año atrás y mostrando una merma de -1,7 kilos por habitante por año.

En sus estimaciones Ciccra llegó al cálculo considerando producción y exportaciones.

En rigor, estimó que para el último mes la producción de carne vacuna fue de 222.300 toneladas res con hueso.

Representó una merma interanual de 2,5%.

En esta línea, estimó: "Si el total exportado ascendió a 65.000 toneladas equivalentes (res con hueso) en el inicio del año, entonces se enviaron al mercado interno 157.300 toneladas de carne vacuna".

Esto, a su vez, fue casi 1% menos que en enero del año pasado.

Schiariti vinculó la caída del consumo con la retracción del poder adquisitivo, los salarios y el cambio de hábitos de consumo en medio de la competencia del pollo y el cerdo.

Anticipó que la Argentina irá detrás de la tendencia de tener un consumo, dijo, como en torno de los 35 kilos de carne vacuna en Estados Unidos.

En la Argentina hoy se come un 31% menos de carne por habitante que en 2008, según Ciccra.

"Va a seguir cayendo", señaló el presidente de Ciccra sobre el consumo por habitante de carne vacuna.

Añadió que, en cambio, seguirán expandiéndose las carnes porcina y aviar.

Más subas de precios

Schiariti alertó que falta producción de carne. Producto de una sequía de arrastre, en 2021 hubo, indicó, 600.000 terneros menos que en 2020.

A estos inconvenientes se suman que, debido a la suba de costos, como la reposición del ternero para engorde, los feedlots han encerrado menos animales en sus corrales. En este contexto, advirtió que la oferta ganadera se achicó. Y también alertó que, luego de subas que se dieron en la hacienda, no se descartan nuevos incrementos del 5 al 7% al público.

En lo que va del año, el Índice Novillo Mercado de Liniers subió 11,6%, pasando de $ 219,363 el 4 de enero a $ 244,825 el viernes último.

En tanto, el Índice General -considera todas las categorías- aumentó un 11,2%, de $202,400 a 225,156 pesos. Fuente: La Nación

Te Puede Interesar