lunes 26 sep 2022

El hipnótico embrujo de Capadocia, mejor paisaje en 2021

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Fotografía 10 de febrero de 2022 - 00:00

El concurso 'The International Landscape Photographer of the Year' elige las mejores panorámicas de naturaleza entre las realizadas en el último año por más de 45.000 fotógrafos, tanto profesionales como aficionado.

Magia y misterio en la Capadocia turca Los Premios Internacionales al Fotógrafo de Paisajes del Año (The International Landscape Photographer of the Year Awards), que se convocan anualmente en Australia, presentan en su octava edición una selección de las mejores fotografías de paisajes contemporáneos del mundo realizados por fotógrafos, tanto profesionales como aficionados, durante el pasado 2021. A esta edición concurrieron un total de 45.000 imágenes. El jurado -compuesto por profesionales de la fotografía, algunos de ellos ganadores en concursos anteriores- ha considerado que el mejor retratista de paisajes ha sido el turco Aytek Çetin, por una serie de cuatro fotografías en las que dibuja un territorio, la Capadocia turca, envuelto en magia y misterio desde tiempos inmemoriales. AYTEK ÇETIN

Abrirse a la naturaleza Aytek Çetin, nacido en Ankara, trabajó muchos años en la capital turca como gerente de una marca de ropa italiana hasta que sintió la necesidad de retratar la naturaleza en su estado más puro. "Comencé a explorar regiones remotas y montañosas y a experimentar la energía que solo transmiten los paisajes". Con su trabajo en Capadocia quiso atrapar el misterio que aún late en un lugar que ha sido el hogar de civilizaciones milenarias y cuyo paisaje único, el que conforman los montes Tauro, se formó hace 60 millones de años, al mismo tiempo que la cadena alpina en Europa. AYTEK ÇETIN

Un manto de irrealidad En las cuatro fotografías que presentó al concurso, el mínimo exigido por el jurado, Aytek Çetin se aprovechó de la luz tenue que baña el amanecer y el atardecer en Capadocia, cuando la bruma envuelve su abrupta orografía calcárea con un suave manto onírico y arteciopelado. AYTEK ÇETIN

Las 'chimeneas de hadas' al amanecer Los conos de piedra caliza perforados con forma de caperuzas son una de las señas de identidad de esta región turca en plena meseta de la Anatolia, junto a sus ciudades subterráneas que habitaron los primitivos cristianos. En esta instantánea, tomada un día de invierno con las primeras luces del amanecer, se dibujan las siluetas de las conocidas como 'chimeneas de hadas', que pueblan el valle de los Monjes y el de Göreme así como otros lugares de Capadocia de apariencia lunar. "Elegí esta ubicación porque me transporta de inmediato a la edad de bronce", explicó Çetin. AYTEK ÇETIN

Bucólico verano suizo El holandés Max Rive se ha alzado con el segundo puesto con un conjunto de imágenes bucólicas que retratan un apacible verano en los Alpes franceses y suizos. En esta foto, un rebaño de ovejas pace en la comuna de Lauterbrunnen, en el cantón suizo de Berna. MAX RIVE

Una lengua de frío y hielo El tercer puesto en el podio a la mejor serie fotográfica ha sido para el italiano Andrea Zappia, un entusiasta de los paisajes y la naturaleza. "Siempre me ha encantado caminar por la montaña y por el mar, y el hecho de poder inmortalizar estos lugares en determinados momentos del día es algo maravilloso. Inicialmente me inspiré en los fotógrafos que más admiraba, pero con el tiempo he ido adquiriendo diversas técnicas para darle una impronta personal a mis trabajos", explica en su página web. Su esfuerzo por diferenciarse del resto le ha convertido en un especialista de la fotografía panorámica y nocturna, "un mundo antes desconocido para mí; me parecía imposible poder fotografiar en condiciones de poca luz". Esta bella estampa alpina es un buen ejemplo de su talento. ANDREA ZAPPIA

El monte Tamalpais, envuelto por la niebla En la categoría de foto única, el ganador ha sido el fotógrafo autodidacta indio Tanmay Sapkal por una instantánea tomada en lo alto del monte Tamalpais, ubicado en el condado de Marin, al norte de San Francisco, donde trabaja este diseñador de 'hardware' para Apple. En su tiempo libre, Sapkal explora el paisaje del oeste de los Estados Unidos, aunque su primera incursión en la fotografía fue viajando con sus padres a rincones remotos de la India. Sobre la foto ganadora, Sapkal explica: "Es un lugar bastante especial ya que, debido a su altitud (casi 800 metros sobre el nivel del mar), el paisaje queda bajo nuestros pies envuelto en una niebla costera que se abate sobre la zona casi todas las noches de verano". TANMAY SAPKAL

Drumlins en invierno El suizo Cédric Tamaní ha obtenido el segundo reconocimiento en la categoría de foto única con este bello lienzo invernal de la comuna de Menzingen, en el cantón suizo de Zug. La composición se titula 'Drumlins en invierno'. Un 'drumlin' (derivado de la palabra gaélica 'druim', colina redondeada o montículo) es una forma de relieve de origen glacial, un pequeño montículo de laderas lisas, de forma aerodinámica, formado frecuentemente por debajo de hielo glaciar en movimiento. CÉDRIC TAMANI

Coreografía de agua y viento El tercer puesto que cierra el podio en la categoría de foto única ha sido para esta lírica composición del australiano Benjamin Goode que recuerda a un cuadro de Salvador Dalí. Bajo el título 'Reflector, la fotografía muestra una suerte de coreografía en la que un grupo de arbustos parece bailar al ritmo del viento que mece sus ramas desnudas. La imagen está tomada a orillas del lago Bonney, en la región australiana de Riverland (en el sur del país). BEN GOODE

Bosque congelado en Alemania Además de los dos premios principales (a la mejor serie y a la mejor foto única), este año se han concedido una serie de menciones especiales. Una de ellas es The Monochrome Award, que premia una imagen en blanco y negro. La elegida por el jurado nos introduce en mitad de un bosque helado en Alemania, inmortalizado de manera magistral por Heiner Machalett. HEINER MACHALETT

Las profundidades del infierno En el capítulo de fotografía aérea, la distinguida ha sido esta poderosa imagen del estadounidense Chris Byrne. 'Las profundidades del infierno' muestra la erupción de lava del volcán Fagradalsfjall, en la península islandesa de Reykjane. CHRIS BYRNE

Madrugada de invierno en el lago Laceno El italiano Mimmo Salierno, de 47 años, ha ganado en la categoría The Snow & Ice con una foto teñida de blanco invernal. La tituló 'El invierno del lago', el del lago Laceno, en la provincia italiana de Avellino (región de Campania), que sabiamente representó en la madrugada de un frío día de febrero del año pasado. "Me desperté a las cuatro de la mañana. Todavía era de noche cuando llegué a Laceno. A 15 grados bajo cero, el espectáculo que se presentó ante mis ojos fue verdaderamente surrealista. El objetivo de la cámara en momentos así se convierte en mi mirada, que congelé para siempre con un golpe de clic". MIMMO SALIERNO

Un rompecabezas con formas y líneas The Night Sky Award, como su propio nombre indica, busca premiar la mejor fotografía en la que el cielo nocturno sea el verdadero protagonista. Y esta foto del noruego Hans Gunnar Aslaksen, en la que combina sus habilidades como diseñador con su conocimiento de la fotografía de paisajes, se alzó con el galardón. "Un rompecabezas con formas y líneas", resumió su autor al subir la imagen a Instagram desde Larvik, al sur de Noruega, donde reside y trabaja. HANS GUNNAR ASLAKSEN

Volúmenes y geometrías En la categoría 'La mano del hombre', esta composición de volúmenes y geometrías del australiano Chris Kirby se ha hecho con el galardón. CHRIS KIRBY

Te Puede Interesar