godoy cruz

Cerró el con todo el "Cantando opinando"

En la jornada de cierre, la tercera edición del festival organizado por el Área de DDHH de Godoy Cruz, siguió sorprendiendo a los mendocinos con lo mejor de la canción social de habla hispana.

Por Sección Departamentales

En la jornada de cierre del sábado 12, la tercera edición del festival organizado por el Área de DDHH, dependiente de la Dirección de Cultura y Turismo de Godoy Cruz, siguió sorprendiendo a los mendocinos con lo mejor de la canción social de habla hispana. Más de 2000 personas de todas las edades, pudieron deleitarse, durante dos noches en el Teatro Plaza, con artistas de Mendoza, Argentina y Latinoamérica.

Segunda gran noche

Con un contundente repertorio influenciado por el rock, el pop y coqueteos con la música electrónica, Camila Moreno desembarcó en Godoy Cruz. Lo hizo con su intensa voz, junto a Iván González (guitarra eléctrica) y Matías Maerdones (batería y drum machine), para desatar una verdadera revolución de sonidos, que se desarrolló vertiginosamente a través de inclasificables piezas musicales como “Antes que”; “Millones”, nominada al Grammy Latino 2009 como Mejor Canción Alternativa y ”Reverso Huidobro”, entre otras. Su intensa actividad social (reflejada en un profundo compromiso con la educación pública, el pueblo mapuche y temas relacionados al medio ambiente), junto a una inquieta investigación musical, lograron que esta joven artista pueda desarrollar un amplio espectro de sonidos y trascender las barreras culturales de su país.

Gentileza Municipalidad de Godoy Cruz
Camila Moreno en festival que se realizó el fin de semana en Godoy Cruz.

El folklore de nuestro terruño estuvo magistralmente representado por Analía Garcetti. Esta cantautora mendocina, que comenzó su carrera solista en 1999, abordando autores clásicos del cancionero folklórico, tales como Manuel Tejón, “Cuchi” Leguizamón y Juan Falú, subió al escenario con su dulce y melodiosa voz para hacer un breve repaso por sus dos discos “Canto de arena” (“Las tejedoras”; “Abracadabra”) y “12 uvas” (la chacarera “Un solo fuego será”; ”Entre tonada y tonada”, de Manuel “Nolo” Tejon y “Flor de piedra”). Desde el aspecto musical, esta última producción discográfica significó para Analía la apertura hacia un nuevo sonido, con un amplio abanico de ritmos, que van desde cuecas, gatos, chacareras, tonadas y bailecitos que describen historias y lugares muy arraigados a la cultura mendocina, a través de un lenguaje poético y espontáneo que nunca pierde actualidad.

De trovadores y folkloristas

En una nota sobre la placa “Creeme” (1978), Silvio Rodríguez definió a su colega musical Vicente Feliú como “un hombre de su tiempo”, cuyo estilo” (…) tiene mucho que ver con aspectos de la trova tradicional y con determinadas zonas de la canción popular cubana. He aquí a un hombre, a un poeta, a un trovador sincero”. Este breve y contundente retrato sirve para adentrarnos en el mundo artístico de este fundador del “Movimiento de la Nueva Trova Cubana”, junto a artistas de la talla del antes citado Silvio Rodríguez; Pablo Milanés; Noel Nicola; Lázaro García y Augusto Blanca, entre otros. Su coherencia artística y prolífica producción musical, lo han llevado a actuar en más de 20 países de América, Europa y África. La sala mayor de los godoycruceños fue un testigo privilegiado de la obra de este renombrado cantautor, quien, sólo con su guitarra, logró sacudir al público mendocino con un exhaustivo repaso de aquellas composiciones más representativas de aquel movimiento artístico y revolucionario, que se gestó a finales de la década del 60, aderezadas con hilarantes anécdotas de su vida en la Isla y su extensa carrera artística.

Para el cierre de este encuentro con fuerte impronta cultural e ideológica, el dúo argentino conformado por la cantante Luna Monti y el guitarrista Juan Quintero deslizó su repertorio fuertemente influenciado por particulares sonidos de raíz folklórica, que suele incluir piezas tradicionales y de composición propia. De esta manera, el heterogéneo público del Teatro Plaza se dejó arrullar por estos dos intérpretes y su ensamble musical de delicados arreglos vocales e instrumentales, cuya sensibilidad y contundente dinamismo cautivaron a un auditorio repleto, siempre ávido de nuevas experiencias sensoriales.

Te Puede Interesar