domingo 7 ago 2022
Por el caso Florencia Romano

Proponen un órgano de control ciudadano para supervisar los llamados al 911

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de enero de 2021 - 00:00

Pese a no lograr el acompañamiento del oficialismo en su pretensión de citar a la Legislatura al ministro de Seguridad Raúl Levrino y al Jefe de la Policía Roberto Munives -a quienes consideran responsables políticos del femicidio de Florencia Romano-, la presión opositora sí fue clave para la reactivación de la Bicameral de Seguridad en la Legislatura, un espacio que durante casi dos años permaneció inactivo, y que -por ley- corresponde presidir hoy al peronismo. Desde ese ámbito insistirán con la presencia de ambos funcionarios para dar explicaciones.

Ahora, el Frente de Todos apunta al funcionamiento del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) de la línea 911, que mostró falencias en el accionar, no sólo de la operaria que cortó la llamada con el vecino que denunció el hecho, sino que de la comunicación se desprende una presunta desactualización de los mapas satelitales de las fuerzas.

Con el fin de supervisar la gestión de la línea de emergencias de la Policía, el presidente de la bancada peronista en el Senado, Lucas Ilardo, propone -vía proyecto de ley- la creación de un organismo de "control ciudadano", que audite la "transparencia institucional, eficiencia y calidad en la atención" del 911, y que funcione bajo la órbita de la Legislatura.

Ilardo fue uno de los más críticos de la postura del Gobierno en el caso Florencia (Foto: Prensa Frente de Todos)

La fiscalización se llevará a cabo sobre la recepción de la llamada, el despacho o atención del servicio solicitado y los procesos de apoyo vinculados a la administración de los recursos humanos del sistema, "es decir, cursos, capacitaciones, formación, legajos, licencias, modo de selección del personal, etc.", explicó el autor de la iniciativa, en diálogo con Sitio Andino.

El ente contralor estará integrado "por personas de reconocida trayectoria e idoneidad" respecto a seguridad ciudadana, sistemas informáticos, atención al público, Derechos Humanos, violencia intrafamiliar, perspectiva de género y estrategias de mediación. "En su conformación deberá cumplir con paridad de género y es condición excluyente no tener o haber tenido estado policial", puntualizó Ilardo.

Sus miembros, que serán propuestos por la Bicameral de Seguridad y deberán ser ratificados por mayoría simple en el Senado, serán:

  • Como presidente/a, un/a coordinador/a ejecutivo/a, con legitimidad de gestión y/o académica y antecedentes vinculados a seguridad ciudadana.
  • Dos representantes de universidades (públicas y/o privadas).
  • Dos representantes de organizaciones de Derechos Humanos y/o de la sociedad civil que en sus estatutos manifiesten pertinencia en las problemáticas que compete.
  • Cuatro representantes de los municipios: uno por la zona Este, uno por la zona Sur, uno por el Valle de Uco y otro por el Gran Mendoza.

"Con la iniciativa estimamos que, a través del control ciudadano, mejorará de manera significativa la calidad y eficiencia de un servicio tan fundamental y crítico como es el 911", argumenta el senador en los fundamentos de la norma.

El CEO 911, bajo la lupa tras el accionar en el caso Florencia (Foto: Prensa Gobierno de Mendoza)

El órgano tendrá acceso directo a los registros y grabaciones de las llamadas a la línea de emergencia. Además, podrá realizar visitas al CEO sin previo aviso ni autorización. En caso de advertir la presunta comisión de un delito, lo comunicará a la autoridad competente a fin de avanzar en la presentación judicial.

"Los operadores telefónicos de emergencias son la primera línea de acceso de la ciudadanía con el Estado. Recibir y despachar novedades requiere de aptitudes y actitudes específicas, por lo que la asignación de personal precisa un riguroso proceso de selección y capacitación, al tiempo que se debe poner mucho énfasis en el mantenimiento de una óptima salud laboral tanto física como mental, garantizar descansos y licencias, y propender al desarrollo de cualidades personales como asertividad, control emocional y un amplio umbral de tolerancia", señala el texto introductorio del proyecto, el último de 2020 ingresado a mesa de entradas, que podría traer cola en este nuevo año.

Te Puede Interesar