giro en una causa por homicidio
Confesó haber asesinado a un joven en Las Heras para desligar a su amigo detenido
Martes, 13 de octubre de 2020
Por: Pablo Segura

La causa que investiga el crimen de Maximiliano Ariel López (19) en Las Heras, tuvo un giro inesperado en los últimos días cuando uno de los dos imputados decidió confesar ser el autor del asesinato y de esta forma, el otro sospechoso, amigo suyo, recuperó la libertad.

Quien obtuvo el cese de prisión preventiva fue Ricardo "Poto" Argüello, quien al ser señalado como partícipe del homicidio se había entregado horas después del hecho.

Ahora el otro detenido que tenía el expediente, el "Gordo" Torres Rivas, admitió ser el autor del homicidio y desvinculó a Argüello, por lo que la defensa pidió el cese de prisión preventiva para este último, acto que se oficializó en la tarde de este martes.

Una deuda tras la venta de un celular motivó el crimen de López.

El crimen de López ocurrió el 23 de setiembre del 2019 en la calle Chubut al 1600, en Las Heras.

La investigación del fiscal Gustavo Pirrello indica que el joven fue hasta la casa de Torres al enterarse que estaba allí el "Poto", quien le debía plata tras la venta de un celular.

En el reclamo se originó una pelea y allí Torres sacó una escopeta, con la que le disparó al joven. La víctima recibió un tiro en el pecho y murió en la vereda.

En primera instancia, testigos dijeron que quien había buscado el arma era el "Poto", por lo que el fiscal lo acusó como "partícipe necesario" del crimen. Ese sospechoso se entregó a las horas y luego la policía capturó a Torres en el este provincial, cuando aparentemente intentaba huir de la provincia.

En octubre del año pasado, se dictó la prisión preventiva de ambos y por lo tanto los dos permanecían detenidos hasta ahora.

La semana pasada, Torres sorprendió a todos y pidió declarar. Allí admitió haber asesinado al joven, dijo que el "Poto" no había participado en el ataque y agregó que cometió el homicidio "porque estaba borracho". Luego le pidió perdón a la familia del chico fallecido.

Esta declaración se sumó a las contradicciones que habían presentado varios testigos presenciales del hecho, por lo que el fiscal validó la confesión en su totalidad y ordenó el cese de prisión preventiva para el "Poto", quien posiblemente en breve sea sobreseído.

Ahora bien, con la confesión de Torres Rivas, la justicia analiza si la causa termina con un juicio abreviado, donde el imputado admitiría su autoría y las partes pactarían una pena. Fuentes judiciales dijeron que esto podría definirse a la brevedad. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario