¿Y de golpe Trump?

A menos de una semana del triunfo de Donald Trump en EEUU, siguen los ecos y las incógnitas de por qué gano quien gano.

Seguí de cerca estas elecciones en el gran país del Norte, por las repercusiones que siempre tienen, y confieso que me deje llevar (a pesar de conocer el paño) por las mieles indoloras de las encuestas. Un ignorante de la política que no pudo en toda la campaña articular una idea más o menos interesante, payaso a tiempo parcial y sociópata a tiempo completo será por 4 años el amo del mundo.

Por qué elige una parte importante de la sociedad a un representante así. Los Estados del medio oeste se vieron muy perjudicados por los Tratados de Libre Comercio (TLC), esos pactos ayudaron a destruir miles de puestos de trabajo en la industria, automotriz principalmente, Trump se animó a advertir a la empresa Ford que de importar autos desde México los mismos tendrían un 35% de arancel. Fue música para los oídos de los trabajadores. Lo mismo para Apple y otras firmas de producción en Asia. Muchos de estos trabajadores, por no decir todos, se vieron en estos años abandonados por los gobiernos demócratas, creció la diferencia social, los salarios a la baja (¿le parece conocida la situación?) y otras tantas penurias hicieron que muchos habitantes del medio oeste (Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin) quisieran mandar un mensaje. Un mensaje simple, claro y comprensible, y eligieron a Donad Trump como su mensajero.

Hillary Clinton no gozaba de mucha popularidad, era considerada la representante del establishment liberal que poco a hecho por la gente, allá y aquí. Muchos que en principio no votarían, lo hicieron y lo hicieron para decirle a todos que podían hacerlo por quien quisieran, más allá de los apoyos de medios o corporaciones.

Hoy Trump está recibiendo muchos rechazos post electorales. Recordemos que voto a voto Clinton ganó. El movimiento Not my President (No es mi presidente) se está haciendo oír, no sé si será para abrir una grieta, pero es fácil advertir que no serán años tranquilos para el ganador del colegio electoral.

Siempre hay una distancia entre lo que se dice en la campaña y lo que se ejecuta en el gobierno, y Trump aún no ha mostrado sus cartas como para delinear los contornos de su mandato. Pero esperemos que denunciar a China por manipulación de su moneda; levantar las restricciones sobre el uso de energía no renovable y contaminante; hacer un recorte de impuestos que beneficia principalmente a las grandes fortunas, es decir lo que prometió en campaña, no se convierta en una noche larga para todos.

Te Puede Interesar