Inflación en alimentos

Polémica por el aceite: industriales dicen que subirá 30%

El vocero de la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) ratificó el aumento.

Por Sección Economía

El gerente de Comunicaciones y Relaciones Institucionales de la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA), Andrés Alcaraz, ratificó hoy que el precio del aceite aumentará 30% y cuestionó a los sindicalistas que sostienen que el ajuste será mucho mayor. 

"Quiero desmentir total y categóricamente que el precio del aceite vaya a triplicarse la semana que viene. Son declaraciones de un sindicalista que ostensiblemente se ha equivocado", enfatizó el directivo según informa NA.

En declaraciones radiales, Alcaraz explicó: "el 1 de agosto va a aumentar el precio en un 30%, pero solamente en el 20% de los productos del mercado, que son los aceites de uso comestible". "El aceite de girasol está en $30 y va a pasar a costar $40. El de mezcla está a $24 y pasaría a $31, pero estamos lejos de los $90 que dijo el sindicalista que no tiene nada que ver con la realidad", puntualizó. 

El sindicalista en cuestión es el secretario general de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofra, quien alertó que el precio del aceite aumentaría hasta 300%. Alcaraz indicó que el ajuste "se debe a la compensación tras el fracaso del fideicomiso que permitía vender los aceites a menor valor que el precio de mercado, y al incremento en los costos de producción".

Aun más

El dueño de la marca de aceite comestible Marolio, Víctor Fera, aseguró hoy que la botella de 900 centímetros cúbicos costará entre 35 y 37 pesos en agosto y alcanzará los 40 pesos en septiembre, pero llegará a 90 pesos al menos este año. Así, el empresario alimenticio -también propietario de la cadena Maxiconsumo- descartó que la botella de litro y medio de aceite de girasol o mezcla (con maíz) roce los 100 pesos, como había afirmado el secretario general de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofra. 

La botella de 900 centímetros cúbicos de aceite de girasol estaba entre 12 y 14 pesos en diciembre, ahora se encuentra entre 24 y 26 pesos y con esta desregulación del mercado habrá una suba de entorno al 30%, por lo que el precio va a llegar a entre 35 y 37 pesos, dijo Fera. 

Ocurre que el Gobierno ya acordó con las grandes aceiteras eliminar un fideicomiso privado, creado en 2008, que subsidiaba el valor interno del producto y dejará que el valor en góndola lo fije el mercado. 

El empresario consideró que con el aumento que registrará a partir del 1 de agosto, el aceite de girasol llegará al precio de mercado sin subsidio por lo que habrá un nuevo alza en septiembre, pero será "mínimo". 

Dijo que a partir de septiembre el precio del aceite estará totalmente liberado a la competencia entre las empresas productoras, por lo que -estimó Fera- no habrá fuertes sobresaltos en los valores de góndola. "A partir de allí, el aceite no va a bajar de 40 pesos la botella (de 900 centímetros cúbicos) pero los grandes monopolios tampoco van a poder manejar el producto como quieren", afirmó el empresario en declaraciones a radio Del Plata. 

Fera, dueño de la marca de aceite Marolio, explicó que en la actualidad hay aproximadamente seis grandes envasadores y distribuidores que se distribuyen el mercado interno argentino en partes similares (16% promedio). Del total de aceite producido en la Argentina, el mercado interno consume sólo el 4 por ciento y el restante 96 por ciento es exportado a diferentes países del mundo, principalmente Europa y Asia.

Te Puede Interesar