cuentas públicas

El rojo de las provincias se multiplicó por cuatro en 2015

Con $23.800 millones, cerró el 2015 en 0,4 puntos del PBI, cuando al 2014 equivalía a 0,1.

Por Sección Economía

El resultado consolidado de 2015 muestra un deterioro del resultado fiscal de las provincias que arroja, en conjunto, un déficit financiero de $ 23.800 millones, cifra que representa 0,4% del PBI contra el 0,1% registrado en 2014, según expresa un análisis de la consultora Ecolatina.

"En línea con la situación del sector público Nacional, en los últimos años se observó un deterioro del resultado fiscal de las provincias", advierte el informe de la consultora privada que dirige el economista Lorenzo Sigaut.

"Conforme a nuestras estimaciones (los datos oficiales llegan al tercer trimestre de 2015), el año pasado el resultado consolidado de los gobiernos sub-nacionales arrojó un déficit financiero de $ 23.800 millones y ello representa un rojo de 0,4% del PBI, cuando en 2014 había representado 0,1% del producto", precisa el análisis.

"Este deterioro fiscal obedeció al fuerte incremento del gasto primario (creció 35% interanual en 2015), que superó la expansión de los ingresos totales", que registraron un aumento interanual de 32%.

"El aumento de las erogaciones responde a mayores gastos de capital, principalmente asociados a inversión real directa", precisa el documento, y aclara que "dentro de los recursos se destacó la suba de los ingresos tributarios (un 32% interanual), con aquellos de origen nacional creciendo 33% interanual y los (ingresos) propios provinciales" que marcaron un alza de 31%.

"La administración Macri trajo consigo algunos cambios en la relación fiscal de las provincias con la Nación", determinó la consultora. 

Esos cambios consistieron en que, "por un lado, en el marco de llevar adelante una política más contractiva, el gobierno nacional recortó los recursos no automáticos girados a las provincias".

Además, "durante los primeros cinco meses del año, las transferencias de capital desde el Sector Público Nacional no Financiero (SPNF) a provincias cayeron 9,1% interanual en términos nominales", mientras que "las transferencias corrientes treparon 37,9% interanual, en línea con la inflación".

"En el avance hacia un esquema más federal, el gobierno nacional firmó un acuerdo para devolver a las provincias (en cinco años) el 15% de la coparticipación que éstas cedieron en los '90 a la Anses", expresa el informe, y detalla que "para este año se acordó devolver 3 puntos de la masa coparticipable, que en términos anuales representa $24.000 millones, pero como la medida no será retroactiva el giro efectivo en 2016 se reduce considerablemente".

Reconoció que "además, la Nación se compromete a otorgar créditos blandos a las provincias por otros 3 puntos de la masa coparticipable".

El análisis explica que "debido al cambio en la composición de los recursos, las provincias recuperaron autonomía respecto en las cuentas públicas Nacionales: aumentaron los ingresos coparticipables (de giro automático), en detrimento de las transferencias provenientes del SPNF (que tienden a ser más discrecionales)".

En este escenario, se destaca que "los gobiernos provinciales modificaron su fuente de financiamiento: antes, en el marco del Programa de Financiamiento Ordenado de las Finanzas Provinciales, los gobernadores debían negociar las deudas provinciales con la Nación cada tres meses, pero ahora apelan al endeudamiento en el mercado internacional de capitales". 

Pero el informe destaca que "no obstante, la Nación debe, previamente, aprobar dichas emisiones", y luego señala que "una situación similar está ocurriendo en el sector público Nacional, donde apeló menos al financiamiento del BCRA, y más al endeudamiento externo (emisión de deuda soberana en el mercado de capitales)".

Ecolatina señala también que "pese a la devolución gradual del 15% de la coparticipación a las provincias, en el corto plazo muchas de las políticas fiscales que llevó adelante el gobierno nacional para reducir la presión tributaria sobre los contribuyentes están teniendo un impacto negativo en los ingresos automáticos de las cuentas sub-nacionales".

"Por caso -especifica- la quita/reducción de las retenciones y la suba del Mínimo No Imponible afectaron la masa coparticipable".

Añade también que "la devolución del IVA a los sectores de menores recursos y la flamante ley PyME tendrán efectos negativos en los giros automáticos a provincias".

"Es por ello que en términos netos esperamos cierta desaceleración en los ingresos provinciales provenientes de la Nación en 2016", pero aclara Ecolatina que, "en cambio, estimamos que los recursos propios de cada provincia (impuestos, regalías y rentas) crezcan a un ritmo cercano a la inflación (treparon 37% interanual en el acumulado a mayo)".

La consultora proyecta que "el gasto provincial también crecería significativamente en 2016 (en torno del 40% interanual), ya que es muy inflexible a la baja en términos reales (las erogaciones corrientes representan 90% del total) y varias provincias prefirieron tomar deuda antes que recortar el gasto".

El análisis añade que "producto de un menor incremento de los ingresos por debajo de las erogaciones, proyectamos un déficit financiero del conjunto de las 24 jurisdicciones en torno al 1% del PBI en 2016, mostrando un marcado deterioro respecto del año pasado".

"Por este motivo, consideramos que en el corto plazo podrían continuar las emisiones de deuda provincial en moneda extranjera" y "de hecho, Chaco y Chubut planean tomar deuda en el corto plazo por montos de u$s 250 millones y u$s 650 millones", respectivamente.

En base a estos datos, Ecolatina plantea un escenario en que se aprecia "el riesgo del endeudamiento irresponsable". Fuente: Télam

Te Puede Interesar