Negocios en internet

Para Europa, la publicidad en Google viola la competencia

Es por restringir la capacidad de sus competidores de colocar publicidad en otras páginas web.

Por Sección Economía

La empresa de Internet Google parece haber violado las normas de competencia de la Unión Europea (UE) al restringir la capacidad de sus competidores de colocar publicidad en páginas web terceras, informó hoy la Comisión Europea en Bruselas.

Si Google se niega a cooperar con la UE y a cambiar sus procedimientos, la empresa corre el riesgo de ser castigada con elevadas multas. 

La Comisión Europea ha anunciado que envía dos nuevos pliegos de cargos al gigante tecnológico por supuestas prácticas anticompetitivas. Por un lado, Bruselas considera que Google habría abusado de su posición dominante sistemáticamente en su servicio de compras penalizando a sus competidores. Además, la Comisión entiende que la compañía ha utilizado su papel como principal proovedor en este mercado para restringir a otras webs la posibilidad de mostrar anuncios de búsqueda que no sean de Google, un servicio conocido como AdSense.

La comisiaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha explicado en rueda de prensa que "Google tiene ahora la oportunidad de responder a nuestras preocupaciones. Tendremos en cuenta sus argumentos cuidadosamente antes de decidir cómo llevar estos casos hacia adelante. Pero si nuestras investigaciones concluyen que Google ha roto las normas antitrust, la Comisión tiene la obligación de proteger a los consumidores y la competencia justa en los mercados europeos".

Dentro de la gran estructura de negocios que tiene Google, Bruselas se centra ahora en las prácticas anticompetitivas relacionadas con su servicio de Adsense, que consiste en mostrar anuncios en páginas web a cambio de una remuneración. La Comisión considera que la compañía abusa de su posición dominante, tiene entre un 80% y un 90% del mercado, a la hora de firmar los contratos con las webs. Entre las condiciones que Bruselas subraya como prácticas que van contra la libre competencia se encuentran la exclusividad de los contratos o que estos exigen un mínimo de anuncios y una mayor visibilidad. En los contratos, Bruselas también denuncia que Google se reserva el derecho de veto sobre los acuerdos con otros competidores.

La otra de las prácticas que está estudiando la Comisión Europea es la relacionada con el servicio de Google Shopping. Una pestaña, similar a la que se encuentra de búsqueda de imáganes u otros contenidos, donde los usuarios pueden encontrar productos a la venta y filtrar en función de sus gustos o prioridades. Bruselas entiende que el gigante tecnológico podría estar aquí abusando de sus posición dominante y perjudicando a otros competidores. Fuente: DPA.de y El Diario.es

Te Puede Interesar