Análisis

Una pesada agenda social para Macri

Se precisa una asignación más eficiente del gasto social para la población de mayor riesgo.

Por Sección Economía

Por Eduardo Luiz Fracchia, investigador senior del IAE Bussines School de la Universidad Austral.

La gravedad de la situación social venía anticipándose con múltiples indicadores desde hace tiempo. El problema se agudizó partir del estancamiento de la economía del último gobierno kirchnerista. 

Numerosos informes que se difundieron a lo largo de estos años por parte de organismos privados han señalado este tema como prioritario. La pobreza superaría el 30% de los hogares. Recién contaremos con la información de pobreza suministrada por el INDEC en el último cuatrimestre del año cuando se avance en su medición empleando la encuesta permanente de hogares. 

En Argentina se utilizan dos métodos distintos para medir pobreza. La distinción entre “pobreza estructural” y “pobreza por ingresos” (línea de pobreza) está asociada precisamente a éstos métodos de medición. El criterio de “necesidades básicas insatisfechas” (NBI) suele ser el utilizado para identificar a los “pobres estructurales”. Considera un conjunto de variables que miden fundamentalmente carencias de infraestructura (vivienda, agua, redes cloacales). 

El método de la “línea de pobreza”, que permite medir a los “pobres por ingreso”, presupone la determinación de una canasta de bienes y servicios básicos. 

Los hogares argentinos de menores recursos presentan las siguientes características: 

i) Elevado nivel de desempleo, con subempleo horario. Se intenta desde el gobierno atenuar esta realidad a través de diferentes programas sociales ante la creciente tasa de desempleo de los jefes del hogar. 

ii) Mayor nivel de precariedad laboral (asalariados sin cobertura jubilatoria; informalidad urbana, incremento del empleo en puestos de trabajo inestables y prácticamente en su totalidad de baja calificación). 

Por otra parte, más de la mitad de los chicos en Argentina pertenecen a hogares pobres, según las estimaciones privadas. Sobre una población de niños menores de 12 millones, que representa el 29% de la población total, el 35% se encuentra por debajo de la línea de pobreza. Esto significa que varios millones de chicos menores de 14 años viven en hogares que no generan ingresos suficientes para cubrir la canasta básica. 

Si bien la estrategia para atender a los menores pobres de 5 años pone el acento casi exclusivamente en las intervenciones y programas alimentarios, la tasa de cobertura de los mismos es todavía insuficiente. 

La mortalidad infantil se explica esencialmente por la deficiente cobertura de los programas dirigidos a niños recién nacidos hasta dos años y a embarazadas. 

Como es sabido, ha cambiado la tendencia histórica de los sectores urbanos pobres en el GBA, que se caracterizaban por presentar menor nivel de jefaturas femeninas que los hogares no pobres. 

Desde los '80 se produjo una “feminización” de la pobreza, aumentando dentro de los sectores pobres los hogares con jefas mujeres. 

El mayor promedio de personas por hogar en los grupos con pobreza está asociado a la importante presencia de niños y jóvenes en estos hogares y también explica, en parte, la mayor presencia de amas de casa entre las mujeres pobres. 

Se precisa en nuestro país una asignación más eficiente del gasto social para la población de mayor riesgo y vulnerabilidad. 

La red de seguridad (Funciones de Promoción Social, seguro de desempleo, programas de empleo y contención) debe acrecentarse. La financiación de la población vulnerable quizás puede replantear el financiamiento a sectores medios y altos. 

El régimen impositivo debe revisarse de modo integral para que favorezca a la población más vulnerable. Para el management ya hace tiempo que esta realidad social influye en la toma de decisiones y en el planeamiento estratégico que además de ver oportunidades de negocios ante las nuevas demandas de la sociedad, deberán replantear su función de responsabilidad social que el contexto genera.


-¿Hay que reformular las políticas sociales para llegar de forma más efectiva a los sectores más vulnerables?

Te Puede Interesar