Patentamientos en baja

Autos y motos sufren la fuerte caída del consumo

En Mendoza la venta de autos cayó 20% en junio y el de motos se desplomó 37,3% interanual.

Por Sección Economía

La caída del consumo y pérdida de poder adquisitivo del salario está golpeando con fuerza a la venta de automotores. En Mendoza a junio las caídas alcanzan al 20% initeranual en autos y al 37,3% en motos, según un informe del economista Juan Pablo Montes de la Fundación Desarrollo Mendoza.

El sector automotriz sigue castigado por el freno de la actividad económica, en junio no se pudo continuar con la recuperación que se insinuaba sobre las ventas de vehículos en Mendoza, ni tampoco a nivel nacional.

“El sector sigue en una situación complicada que la baja de precios de algunas automotrices no han generado nuevas expectativas en los consumidores”, advierte Juan Pablo Montes.

En Mendoza en todo junio se patentaron 1.851 vehículos, lo que representa una disminución del 20,2% respecto a mayo y una contracción interanual del 20%, comparado con junio de 2015. A nivel nacional se patentaron 52.361 vehículos generando una baja del 13,9% respecto al mes anterior y una baja del 11,1% respecto a la variación interanual.

Con respecto al patentamiento de motos en junio a nivel provincial, estas fueron de 840 en total, registrando una baja del 18,8% respecto a mayo pero con un desplome interanual del 37,3% contra junio de 2015. A nivel nacional se patentaron 28.116 motos, lo que marca un 21,8% menos que el mes anterior y una baja del 24,8% contra junio de 2015.

La mala noticia a nivel local es que en Mendoza la caída tanto en el patentamiento de motos como de autos es mucho mayor que la media registrada a nivel país, por lo que aquí la contracción se vive con más fuerza.

Sin respuesta

“El plan de financiación implementado por el Gobierno (vía Banco Nación) a una tasa del 25% con un plazo de 36 meses y hasta el 100% del vehículo tampoco ha generado gran euforia en los consumidores”, señala el economista de la Fundación Desarrollo Mendoza, para quien “el gran problema es que los consumidores no tienen capacidad de ahorro o saldo disponible en sus ingresos para poder asumir un compromiso de pago a futuro. Esto como consecuencia de la elevada inflación del primer semestre y la incertidumbre económica de estos tiempos”.


-¿Pensas en cambiar el auto o comprar uno nuevo de aquí a fin de año?

Te Puede Interesar