Consorcio vitivinícola

Cordón Andino abrió su primer local

Está en el Mercado Central de Buenos Aires. Venden vinos en forma directa al consumidor.

Por Sección Economía

Cordón Andino se conformó a partir del Programa de Asociatividad Vitivinícola que llevan adelante el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el Instituto Nacional de Vitivinicultura. Después de un intenso trabajo del sector público con el sector privado se logró integrar un consorcio de cooperativas, bodegas y productores de carácter nacional que comercializará vinos de excelente calidad bajo una única marca “Cordón Andino”. Este grupo avanzó esta semana con la apertura de su primer local en el Mercado Central de Buenos Aires, un punto estratégico donde los integrantes esperan vender vino en forma directa del productor al consumidor, eliminando intermediarios y buscando mejores precios de venta.

Cordón Andino lo integran 48 cooperativas y bodegas de las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca y Salta. Esto significa la inclusión de más de 2.500 productores vitivinícolas de esas zonas.

Desde el Ministerio de Agricultura se destacó que “las pequeñas bodegas y cooperativas vitivinícolas se conforman bajo una figura asociativa, que es el Consorcio, para la venta directa de vinos al consumidor y esto no es solamente un Programa, sino una política pública para la transformación de la cadena vitivinícola. Hay posibilidades para un progreso económico en el sector vitivinícola; y hay un respaldo del Estado Nacional para acompañar en este camino a los sectores más débiles”

Los miembros de Cordón Andino destinan vino que serán distribuidos en distintos puntos de venta en el país, hoy se comienza a comercializar en el Mercado Central de Buenos Aires, logrando de esta manera una mejor integración en la cadena, disminución de los costos de producción y mayor presencia en mercados concentrados.

Cordón Andino comercializa vinos argentinos al mejor precio en distintos envases como Bag in Box de 3 y 5 litros, botellón de 1.250 centímetros cúbicos, botella de 750 centímetros cúbicos y botella PET de 930 y 1.500 centímetros cúbicos.

En el consorcio se promueve el agregado de valor en origen y fortalecer las economías regionales de las provincias vitivinícolas para llegar al consumidor de manera directa, eliminando intermediarios para acceder a un producto de calidad a un menor precio.

Te Puede Interesar