Postura

Líder de las protesta en Hong Kong termina su huelga de hambre

Joshua Wong, puso fin hoy a la huelga de hambre que empezó el 2 de diciembre.

Por Sección Internacionales

El líder más destacado de las protestas pro democracia de Hong Kong, Joshua Wong, puso fin hoy a la huelga de hambre que empezó el 2 de diciembre, por motivos de salud, aunque piensa retomarla cuando se recupere para continuar con su lucha por el sufragio universal en la ex colonia británica.

"Después de que el personal médico le advirtió sobre su extrema debilidad, al punto de correr riesgo de desvanecerse, finalizó su ayuno", informó Derek Lam Shun-hin, del movimiento Scholarism, en una conferencia de prensa citada hoy por el diario honkonés South China Morning Post (SCMP)y recogida por la agencia de noticias EFE.

Wong anunció el día 2 que iniciaba una huelga de hambre indefinida después de que el intento fallido de los manifestantes de paralizar los edificios del Gobierno terminó en violentos enfrentamientos con la policía el lunes.

Varios estudiantes se sumaron a la iniciativa, de los cuales tres aún mantienen la huelga de hambre pero se "encuentran débiles físicamente", dijo también Lam.

La noticia se produjo después de que el jefe del Ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, rechazó una oferta de diálogo con los estudiantes, alegando que, aunque está abierto a conversar, los líderes pro democracia deben obedecer las reglas del juego de Beijing.

Wong es una de las caras principales del movimiento de desobediencia civil que arrancó en septiembre y que arrastró a cientos de miles de personas a las calles para pedir elecciones libres en 2017 en Hong Kong, tras prohibir Beijing a los candidatos aprobados por un comité de los manifestantes.

Más de dos meses después, la "revolución de los paraguas", nombre con el se conoce a las multitudinarias marchas por la democracia, vive hoy sus horas más bajas, en medio de la profunda división entre las facciones impulsoras del movimiento, las órdenes judiciales, las cada vez más fuertes intervenciones policiales y la creciente apatía de la población.

La organización que llamó a la movilización en un primer momento, la Federación de Estudiantes Universitarios, estudia si seguir presionando al Gobierno con el corte de vías públicas, mientras los líderes de otro de los tres pilares de la revolución, Occupy Central, comienzan a plantear opciones alejadas de las calles.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar