Pezmanía

Pez Disco, rey de los acuarios de agua dulce

El pez Disco (Symphysodon aequifasciatus), es una auténtica estrella para los amantes de las peceras

Se trata de una especie de pez que llegó por primera vez a Europa en 1921, procedente de Brasil. "Es originario de la cuenca del Amazonas, de localidades como Tefé, Santarem o Manacupuru donde se les encuentra en pequeños afluentes y lagunas separadas del cauce principal", explica Fernando Zamora, presidente de la Asociación Española de Acuaristas (AEA). Fotogalería:

desde-el-amazonas-hasta-europa.jpeg

Desde el Amazonas, hasta Europa

El hábitat del pez Disco en la naturaleza se encuentra en zonas que "suelen tener escasa corriente y acumulo de ramas, hojas caídas, raíces que entran en el agua y orillas verticales". "En temporada de lluvias es cuando su hábitat sufre crecidas y el ambiente se vuelve variable, coincidiendo con la época de cría del disco", cuenta Zamora.

la-jerarquia-de-los-peces-disco.r_d.2907-1478.jpeg

La jerarquía de los peces Disco

En la naturaleza, "estos peces viven en grupos de unos cincuenta individuos, donde se establece una jerarquía y se comportan de una manera tímida frente a las perturbaciones, desapareciendo el grupo entre las raíces cuando se asustan". "La jerarquía es importante sobre todo a la hora de alimentarse, los discos más dominantes desplazarán a los últimos del escalafón, que se oscurecen y muestran sus barras negras verticales más marcadas para apaciguar a los jefes y mostrar sumisión".

mantener-tantos-ejemplares-como-sea-razonable.jpeg

Mantener tantos ejemplares como sea razonable

"Cuando los mantenemos en acuario tenemos que tener esto en cuenta puesto que una escalafón demasiado corto hace que el último disco del mismo esté constante sometido y casi no le dejen comer, por lo que deberíamos optar por mantener tantos ejemplares como sea razonable para el volumen del acuario y que todos tengan tamaños parecidos", recomienda el presidente de la AEA. "Entre machos y hembras no hay diferencias aparentes, por lo que hasta que no se forme la pareja no se pueden observar diferencias de comportamiento y puede resultar que haya líderes tanto hembras como machos en el cardumen".

los-peces-disco-en-pareja-y-como-companeros.jpeg

Los peces Disco en pareja y como compañeros

Una vez que se forma la pareja," ambos colaboran en la preparación de la superficie de puesta y en el cuidado de las crías, que nadan alrededor de los padres alimentándose de la mucosa que segrega su piel", detalla Zamora. "Dada su naturaleza tímida, los mejores compañeros de acuario serían peces tranquilos y de poco tamaño, como un cardumen de cardenales, evitando peces agresivos o demasiado activos a la hora de comer, pues el disco se lo toma con calma para alimentarse".

un-pez-que-no-esta-hecho-para-todo-el-mundo.jpeg

Un pez que no está hecho para todo el mundo

En cuanto a su mantenimiento, los peces Disco no son indicados para principiantes, sobre todo por sus necesidades de alimentación, condiciones de agua y carácter. " Necesitan un acuario de al menos un metro de largo con una filtración eficaz pero que no genere un exceso de corriente, puesto que son de aguas lentas. Habrá que lograr mantener un agua algo ácida (6.5) y blanda (2-3 dGH) y una temperatura algo más alta con respecto a otras especies, entre los 26 y 30ºC", cuenta el experto.

asegurarse-de-que-todo-el-mundo-come.jpeg

Asegurarse de que todo el mundo come

"La alimentación conviene que sea variada, ofreciendo papillas específicas para Discos, alimento congelado como larva de mosquito y pienso específico", detalla Zamora. "Es muy importante que el alimento se suministre asegurándonos de que todos los ejemplares están comiendo. Por otra parte, conviene que en el acuario haya refugios con una disposición vertical, como ramas y raíces, para que los discos puedan pasar entre medias y esconderse si lo necesitan".

la-dificultad-de-tener-peces-disco.jpeg

La dificultad de tener peces Disco

Un experto cuenta que, entre las dificultades que esta especie presenta, "lo más habitual es tener problemas con animales que se estresan y se aislan, dejando de comer". "Esto se evita promoviendo un ambiente tranquilo con aguas oscuras, luz poco intensa, refugios verticales e incluso cubriendo algunas paredes del acuario", añade. "Un número de ejemplares suficiente para que se forme una jerarquía, habitualmente no menos de cinco, ayudará a evitar estas situaciones".

cuidado-con-las-enfermedades-bacterianas.jpeg

Cuidado con las enfermedades bacterianas

Otro problema habitual a la hora de mantener peces Disco es la pérdida de calidad del agua, debido al tipo de alimentación que estos animales necesitan. "Se ha de ser cuidadoso y retirar los excesos, sifonar el fondo y realizar cambios periódicos de agua. Un disco débil puede contraer enfermedades bacterianas que afectan a sus aletas o parasitarias como el temido hexamita", concluye el experto.

Fuente: Pez Disco 20minutos

Te Puede Interesar