Gastronomía

Cocina: cómo hacer buñuelos en casa, fácil y económicos

Si eres fanático de los buñuelos, no te pierdas esta receta infalible para hacerlos en casa y sorprender a tu familia y amigos.

Los buñuelos dulces son uno de los acompañantes ideales a la hora de desayunar o merendar. Esta masa frita es muy sencilla de hacer y barata, por lo que aquí te contamos algunos secretos como para que puedas cocinar los mejores y quedes bárbaro ante tu familia y amigos.

Para preparar la masa, necesitarás los siguientes ingredientes: 1 huevo, 1½ tazas de harina de trigo (210 gramos), ½ taza de azúcar (100 gramos), 1 cucharadita de polvo de hornear o levadura química, 250 centímetros cúbicos de leche, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 1 pizca de sal, aceite para freír y azúcar impalpable para decorar.

Lo primero que debes hacer es tamizar en un bol la harina con la sal, el polvo de hornear (o levadura química) y el azúcar. Esto garantiza que los ingredientes se repartan uniformemente y no queden grumos en la masa. Además, le suma aire a la preparación y permite que los buñuelos queden más esponjosos.

Una vez hecho esto, tendrás que ir incorporando la leche y el huevo de a poco, mientras vas mezclando la preparación hasta conseguir una masa completamente homogénea. Esto lo podrás conseguir haciendo un hueco en el centro de los ingredientes secos para luego ir vertiendo la leche en el centro, lentamente. Puedes ayudarte con una batidora eléctrica, que te hará más sencillo el trabajo. Para terminar con la masa, solo habrá que agregar la esencia de vainilla, lo que le dará aroma y sabor a la preparación. Inclusive, puedes sumarle otras esencias típicas de postres como ralladura de limón o de naranja.

Cuando ya tengas la masa de buñuelos lista, tendrás que calentar en una olla una buena cantidad de aceite. Es clave que los buñuelos floten en el aceite bien caliente. Una vez que esté listo, con la ayuda de una cuchara, añade porciones de masa. Déjalos hasta que se doren de los dos lados, unos 2 o 3 minutos por lado. Recomendación: ir haciendo de a pocos para que no se peguen entre sí ni se quemen, según publica El Destape.

Cuando están listos los buñuelos, retíralos del aceite y colócalos sobre un papel absorbente como para eliminar el exceso de aceite, y después cúbrelos con azúcar impalpable como para decorar. Puedes acompañarlos con alguna mermelada que te guste o inclusive rellenarlos de dulce de leche o chocolate con una manga, haciendo un pequeño orificio en cada buñuelo. Para acompañar a los buñuelos, te enseñamos además como curar el mate, un amigo infaltable de los argentinos.

¡Ya tienes todo listo para disfrutar de unos deliciosos buñuelos dulces en casa!

Te Puede Interesar