VACACIONES

El crecimiento de los viajes al exterior preocupa al turismo nacional

La mejora del tipo de cambio real alentó los destinos internacionales. Empresas buscan salvar la rentabilidad sin ajustar demasiado los precios para seguir siendo competitivos.

Por Sección Economía

La suba de sueldos que acompañó la inflación local en un contexto de leve ajuste del dólar llevó a los argentinos a ganar poder adquisitivo fuera del país. Mientras consultoras privadas estiman un alza de 25% en los precios para este año, el peso local se ajustó apenas un 6% frente al dólar.

El sector turístico local está preocupado por la pérdida no sólo de rentabilidad, sino también por la menor competitividad de sus precios, ya que la ecuación inflación local y dólar casi estable, junto a las atractivas ofertas para viajar al exterior, impulsan los viajes de argentinos fuera del país.

De hecho, el turismo emisivo (al exterior) creció 14,8% hasta julio, frente a 2010, año en que había trepado un 15,2%, según datos del Indec. En tanto, los arribos del exterior crecieron 6% a julio, mientras que en 2010 lo habían hecho un 27,1%. Mientras tanto, la Cámara Argentina de Turismo (CAT) estima que los viajes domésticos crecerán de 3% a 5% este año.

De los destinos foráneos, Brasil representó el 27,7% del total de viajes de enero a marzo, mientras que el “resto de América” (América latina menos Brasil, Uruguay y Chile) aportó el 35%. Para todo 2011, “se proyecta un alto crecimiento en el nivel de ingreso y una importante apreciación real del peso, de cerca del 10%, cambios que juegan a favor del turismo emisivo”, pronosticó la CAT.

El sector local está preocupado por esta tendencia, al tiempo que destaca los esfuerzos para absorber parte de las subas. “El aumento de costos hace disminuir y peligrar la rentabilidad. La competencia de destinos del exterior es importante, porque el dólar se incrementó mucho menos; los salarios de los hoteles (el principal gasto del rubro) y gastronomía aumentaron 35% año contra año; vamos a trasladar lo menos posible, queremos llevar tranquilidad al turista, pero tendremos que ajustar”, explicó Daniel Suffredini, presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Mar del Plata. El Colegio de Martilleros marplatense sugirió a los propietarios ajustar 18% el precio de alquileres para el verano, mientras que en los hoteles no hay un porcentaje definido.

“La inflación nos preocupa a todos, crecieron mucho los sueldos y se afectó la rentabilidad para poder ser competitivos”, admitió Eduardo Kira, de la cámara de hoteles y restaurantes de Salta. “Nuestra temporada alta es en invierno, por eso los precios se mantienen hasta abril, aunque el verano está creciendo, hay muchas actividades diurnas y nocturnas y mucho turismo de países vecinos”, agregó.

Por otro lado, se espera una gran demanda de viajes al exterior, si bien aún no están disponibles los precios del verano para el Caribe, destino que creció fuerte entre argentinos el último verano. “No sólo mejoró el poder adquisitivo local en el exterior; la crisis internacional hizo bajar los precios de muchos destinos, que se volvieron más competitivos”, explicó Fabricio Di Giambattista, presidente de Aviabue, que nuclea a agencias de viaje porteñas. “Y si bien aún no están los precios del Caribe, la mayoría de los operadores se prepara para una gran demanda”, agregó. Hasta diciembre, en temporada baja, por caso, cuesta conseguir lugar para viajar al Caribe y a Estados Unidos.

Pese a todo, los locales son optimistas. “Mar del Plata tiene una gran cartelera de espectáculos y actividades y ofrece vacaciones en función de cada bolsillo”, dijo Suffredini. Y aclaró: “Las tarifas serán competitivas; cuando se compara hay que tener en cuenta temporada alta contra igual temporada afuera en igualdad de servicios. No es lo mismo un hotel de lujo y en uno de los mejores balnearios en la segunda mitad de enero que una playa del sur de Brasil en un tres estrellas en marzo”.

Un dato a favor de los locales es que Brasil, usual destino en verano, continúa caro para los locales, ya que pese a la devaluación del real del último mes, la moneda vecina sigue alta.

Fuente: El Cronista

Te Puede Interesar