declaraciones

El FMI quiere un "diálogo constructivo" con Argentina

La directora gerente del organismo, Christine Lagarde, insistió de todas formas en el reclamo de tener "cifras sólidas" en las estadísticas oficiales sobre la economía. Un informe reciente reveló que no confían en el INDEC.

Por Sección Economía

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó hoy que quiere un "diálogo constructivo" con Argentina y que no tiene razones para esperar lo contrario.

"Quiero establecer un diálogo constructivo con Argentina, lo deseo. No veo por qué no sería posible", dijo Lagarde en su primera rueda de prensa como directora gerente al inicio de la asamblea bianual del Fondo.

"La presidenta (Cristina) Kirchner me aseguró que deberíamos continuar con ese diálogo, y así lo espero", añadió.

Lagarde hizo esas declaraciones al ser consultada sobre la asistencia técnica del FMI a Argentina para establecer un índice nacional de inflación y sobre los datos que le suministra el país sudamericano.

"Una área en la que no voy a hacer ningún compromiso es en la calidad de nuestro producto (que) obviamente está basado en la calidad de los datos que recibimos del mundo entero", explicó Lagarde.

"A veces puede ser un poco exigente, pero es crítico que nos basemos en datos sólidos, coherentes del mundo entero. Si no es difícil hacer proyecciones", dijo Lagarde.

La directora gerente rechazó igualmente una similitud de la crisis griega con la que sufrió Argentina a finales de los 1990, que acabó en una suspensión de pagos de la deuda externa en 2001, las comparaciones entre Grecia y Argentina “son odiosas”, señaló. 

Grecia pertenece a una unión monetaria, mientras que Argentina tenía su moneda vinculada unilateralmente al dólar, recordó Lagarde.

La solidaridad de los estados miembros de la zona euro es vital en ese contexto, dijo la ex ministra francesa de Economía, que asumió las riendas del Fondo en julio.

"Hemos visto un compromiso de los miembros de la zona euro para mantenerse al lado de cualquier miembro de la zona", enfatizó Lagarde, mientras que Argentina vivió su crisis en solitario.

Argentina mantuvo a partir de su default en 2001 una agria disputa con sus acreedores internacionales y en especial con el Fondo, con el que acabó por saldar su deuda bajo la presidencia de Néstor Kirchner (2003-2007).

Buenos Aires rechazó luego todo contacto con el Fondo, hasta que este año volvió a solicitar ayuda técnica para establecer ese índice nacional de precios al consumo, en momentos en que las mediciones oficiales son muy cuestionadas por las consultoras privadas.

Varias delegaciones técnicas del FMI han acudido a Argentina para delimitar los términos de esa cooperación.

Fuente: El Cronista

Te Puede Interesar