lunes 4 jul 2022
Sello de calidad para la comercialización

Mendoza, la primera en ponerle su nombre al aceite de oliva extravirgen con una IG propia

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de junio de 2022 - 00:00

Después de un proceso de 4 años, el Ministerio de Agricultura de la Nación autorizó, desde hoy, el uso de "Aceite de Oliva Virgen Extra de Mendoza" como IG (Indicación Geográfica). Así, Mendoza se convirtió en la primera provincia productora del país en contar con esa denominación, considerada un sello de calidad de valor comercial.

 El trámite había sido gestionado inicialmente por la Asociación Olivícola de Mendoza (Asolmen), que pidió el "registro, protección y derecho de uso" de la IG con el nombre "Aceite de Oliva Virgen Extra de Mendoza" (AOVE). Como ocurre con el vino, Indicaciones Geográficas (IG) y Denominaciones de Origen identifican los productos por sus características vinculadas a su origen geográfico. 

Mediante la Resolución 31/2022, la cartera de conduce Julián Domínguez determinó que se cumplieron todos los requisitos técnicos y legales, y las condiciones para el reconocimiento de la IG. Eso implica también aprobar los logos en las etiquetas para la comercialización de los productos.  

Asimismo, el Ministerio determinó que el 1 de marzo de cada año es el plazo para la Declaración Jurada Anual sobre estimación de volumen comercializable de los productos bajo el paragüas de uso de la  I.G. El INPI (Instituto Nacional de Propiedad Intelectual) será órgano de control

"Es una excelente noticia para Mendoza y Argentina ya que se trata de un reconocimiento a nivel mundial que nos va a ayudar a continuar posicionándonos como una región productora de aceites de oliva de altísima calidad. En lo personal, además, es una satisfacción enorme", afirma Gabriel Guardia, enólogo especializado en aceite de oliva y gerente general de Olivícola Laur.

Además de impulsor de la declaración, Guardia integró el equipo de investigación a cargo de los estudios científicos que posibilitaron el trámite previo a la IG.

Estudios comparativos: características del AOVE mendocino

"Percepción diferencial de aceites de oliva viren extra de Mendoza", fue una de las investigaciones llevadas a cabo, junto a Guardia, por Alfredo Baroni, Andrea Antonietti y Cecilia Fernández, del IDR (Instituto de Desarrollo Rural). El objetivo fue determinar caracteres que identifican el AOVE mendocino y una imagen consensuada por parte de los consumidores acerca del mismo. 

El AOVE mendocino resultó identificar como un aceite con cuerpo, fuerte, frutado y de un picante intermedio según la percepción de los consumidores. Otra conclusión interesante es el peso de la zona de producción en la decisión de compra: 75% de los encuestados prefirieron el AOVE mendocino, patrón de respuesta que se repitió en otras provincias.

Otro estudio, "Construcción de perfiles sensoriales para aceites de oliva virgen extra de La Rioja y Mendoza", realizada por Baroni y Guardia, analizó la metodología del COI (Consejo Oleícola Internacional) para diferenciar los aceites de oliva de dos regiones geográficas de gran importancia en la producción de AOVE argentinas, como La Rioja y Mendoza, a partir de la evaluación de dos paneles.

Ambos destacaron mayor amargor y picante en las muestras de Mendoza respecto a las riojanas, mientras que el frutado, la hoja de olivo y el tomate fueron caracteres prácticamente comunes o con muy pocas diferencias. Los AOVE de Mendoza se distinguieron también por un mayor cuerpo y fuerza, mientras que los de La Rioja dejan notar presencia de almendra.

Te Puede Interesar