miércoles 22 jun 2022

"Me sentía una basura", testimonio de una víctima de violencia machista

Por María José Aguas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
6 de junio de 2022 - 14:20

En el marco de la conmemoración del Ni Una Menos, Noticiero Andino General Alvear entrevistó a Cintia, víctima de violencia de género, una mujer valiente que supo buscar contención a tiempo, que pudo dar vuelta la página e insta a todas las que estén pasando por lo mismo, a pedir ayuda.

"Pierdo la noción del tiempo, de cuando empezó todo, estuve veinte años casada, de los cuales diez fueron perfectos, tengo cuatro hijos y mi marido era un papá de esos que cambiaba pañales, pero apareció el tema del alcohol y todo fue una pesadilla. Llegó un momento que tomaba, se descontrolaba mal y se las agarraba conmigo, fue la persona que más me descalificó en mi vida, me sentía una basura", relató.

Con angustia recordó que había momentos en los que aguantaba y no respondía a las agresiones verbales de su pareja, pero en otros, "veía el sufrimiento de sus hijos" pidiendo que no la insultara más y no lo soportaba. 

"No llegaba a la agresión física porque mis hijos se metían en el medio llorando", aseguró. "Me sentía culpable, para él era una mala madre, mala mujer, era lo peor y yo me creía eso. Me sentaba en la cama y me preguntaba para qué me voy a levantar, para qué estoy viviendo", llegó a decir. "Era pedirle a Dios que me sacara de ahí y que me mostrara que no era eso que él decía, que yo valía la pena"

 El miedo se puede romper con un solo portazo 

"Empezaba a tomar muy temprano, las peores situaciones se daban en fechas importantes como cumpleaños, navidades." En una de esas ocasiones, Cintia no soportó más las agresiones permanentes, la degradación que no cesaba delante de todos los presentes y decidió irse. "Me fui a alquilar porque como la casa era de él, yo me tenía que ir. Te vas a morir de hambre si te vas de al lado mío, me decía siempre, no tenía independencia económica, pero estaba segura que tenía que salir de ahí".

Hoy vas a ser la mujer que te dé la gana de ser

De a poco fue saliendo de su calvario, dejando la culpa atrás, sintiéndose capaz, recuperando la autoestima perdida. Pidió ayuda, llegó a la Asesoría de la Mujer de la Municipalidad de General Alvear y encontró la contención de profesionales. "Empecé con la psicóloga y eso me salvó la vida, les pido a todas las mujeres que están pasando por esto, que pidan ayuda, que no se queden, no nos merecemos el maltrato, podemos salir adelante".

"Hoy soy muy feliz, hoy sé que puedo", afirmó convencida. Hoy sueña lo que quiere sin preocuparse por nada, hoy en es una mujer que se da cuenta de su alma.

Te Puede Interesar