martes 5 jul 2022
CIENCIA

Sobre el actual territorio mendocino voló uno de los reptiles más grande del planeta

Por Claudio Altamirano.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
23 de mayo de 2022 - 07:00

Recientemente se presentó un importante descubrimiento liderado por integrantes de la Universidad Nacional de Cuyo y del Centro Científico Tecnológico (CONICET), a cargo del investigador Leonardo Ortíz, que dio cuenta del hallazgo de restos fósiles pertenecientes a un Thanatosdrakon Amaru, el pterosaurio más grande que habitó la actual geografía sudamericana. El espécimen en cuestión es un vertebrado volador de unos 9 metros de envergadura, y que habitó junto a dinosaurios del periodo geológico cretácico, que comenzó hace 145 millones de años y culminó hace 66 millones de años.

A partir de la confirmación de este descubrimiento, este reptil volador corresponde a una nueva especie. Sus restos fosilizados fueron hallados en afloramientos del sur provincial, en el departamento de Malargüe, en proximidades del Río Colorado. La campaña y sus correspondientes estudios y análisis se realizaron entre los años 2014 y 2019. El grupo de investigadores que trabajaron en el sitio, sobre el límite con la provincia de Neuquén, estuvo integrado entre otras personas por Bernardo González Riga, director del Laboratorio y Museo de Dinosaurios de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Cuyo. Colaboró también el doctor Alexander Kellner , director del Museo Nacional de Río de Janeiro, Brasil, quien es especialista en pterosaurios.

Los restos del Thanatosdrakon Amaru son parte del esqueleto axial, es decir vértebras y del esqueleto apendicular, correspondientes a huesos de los miembros anteriores y posteriores, pertenecientes "a dos ejemplares". Los pterosaurios fueron reptiles voladores y "los primeros vertebrados que tuvieron la capacidad de volar, se los confunde comúnmente con dinosaurios", aclaran los investigadores que dieron con el hallazgo. La investigación científica arrojó también que los huesos del Thanatosdrakon Amaru "son de gran tamaño, lo que evidencia que se trató de un animal gigantesco". 


Te Puede Interesar