Se hacía pasar por empleada judicial

Una abuela quedó detenida por querer extorsionar a un policía en Maipú

Por Hernán Adrover.

Podía haber estado festejando su cumpleaños número 64, tranquila, con sus familiares o tomando algo por ahí con amigas. Pero no, prefirió mandar un par de mensajes con su celular para estafar a varias personas por supuestas causas judiciales y extorsionarlas con el pedido de dinero a cambio de "borrarlas". Le podría haber salido bien, pero tampoco tuvo suerte porque una de esas víctimas era un experimentado policía, el cual le siguió el "juego" y, con otros efectivos, pautaron el encuentro y la detuvieron en Maipú. Le secuestraron dinero, documentación, una camioneta y otras elementos importantes para la causa. 

Todo se inició en horas de la mañana cuando un oficial inspector, de basta experiencia y de la subcomisaría Coquimbito, recibió un mensaje de Whatsapp a su celular y desde un número desconocido. El contacto tenía una foto de perfil que le llamó la atención porque era la imagen del logo del Ministerio Público Fiscal de la provincia. 

Una vez que le respondió, comenzó el "juego". La persona lo primero que le preguntó fue el nombre y el DNI. El policía le pasó uno falso y la respuesta no tardó en llegar. El timador le pasó los datos que supuestamente "verificó" y le dijo que tenía, básicamente, una causa abierta y en su contra por una denuncia de abuso sexual. 

Allí le explicó que para evitar su detención, posibles allanamientos y demás problemas, debía entregar una suma importante de dinero para "cajonear" el caso. 

Sin embargo, la persona no sabía que la víctima era un policía que le estaba siguiendo, adrede, "la corriente". Tras varios mensajes, pactaron un encuentro, el cual se realizó en horas de la tarde noche en el Carril Gómez y 10 de Junio de Coquimbito

Los policías le dijeron que no tenían Mercado Pago y que el pago lo iban a realizar en efectivo. El estafador había pedido unos 240.000 pesos en efectivo para archivar el expediente. Allí supieron que era una mujer y que iba a ir en una camioneta Citroên Berlingo gris.

Los efectivos montaron el operativo en la zona y esperaron a que llegara la supuesta empleada judicial. Una vez en el lugar, los hombres se identificaron como policías, le pidieron sus datos y la detuvieron por querer extorsionarlos.  

La sospechosa, de la cual se resguardan sus datos por pedido de las autoridades, fue trasladada hasta la subcomisaría Coquimbito, donde quedó detenida. La causa por extorsión en grado de tentativa fue realizada por el ayudante fiscal Leonardo Castroman, de la Oficina Fiscal N°10 de Maipú. 

El letrado ordenó la detención de la mujer, el secuestro de la camioneta, de la documentación y de unos 40.000 pesos que tenía en su poder. Además, explicaron que tenía unos oficios "truchos" que estaban bien confeccionados con el fin de engañar a las víctimas. Incluso, tenía datos de la supuesta víctima del abuso sexual por el cual quisieron extorsionar al efectivo. 

Una vez en el calabozo, identificaron a la mujer y supieron que tiene domicilio en calle Sáenz Peña al 600 de Las Heras, que era abuela y que había nacido un 20 de abril de 1958, es decir, que la detuvieron el día de su cumpleaños.

Te Puede Interesar