La Républica en Peligro
Domingo, 17 de abril de 2022Escribe: Sergio Bruni, analista político.

Si una foto política puede ser una instantánea con la pretensión de mostrar unidades efímeras, hoy en el frente gobernante ni siquiera pueden posar. Es tal el punto de fricción que "ni la foto del final les puede salir".

El problema no es que no haya foto, es que, en el fondo de pantalla oscuro, por las irresponsabilidades e incongruencias políticas de quienes nos gobiernan, millones de argentinos se encuentran a la deriva, tratando de sobrevivir en un mar de copiosas tormentas.

Días atrás, cuando los diputados de La Cámpora y algunos otros sectores muy cercanos a las ideas populistas de CFK votaron en contra del acuerdo que debe firmar el Gobierno con el FMI para refinanciar una deuda de 45 mil millones de dólares, se tornó evidente que el Frente de Todos no terminará bien su vida pública. Que no termine bien el gobierno por incompetente, a lo que se suma su fractura interna, significará otro retroceso histórico y una nueva frustración para el país.

Por otro lado, tal frustración de la inmensa mayoría de los argentinos, sin distinción de sectores sociales, podría ser el caldo de cultivo para que tomen relevancia electoral otras ideas, disparatadas y populistas que, pongan aún más en crisis la vida democrática.

Como payasos de circo (con todo respeto por tan queribles personajes) juegan a golpearse de la manera más artera posible. Los del circo nos hacen reír sanamente, en cambio estos provocan escenas trágicas tanto en el plano económico como en el institucional.

¿Cómo puede entenderse que la aprobación de un acuerdo de pago al FMI para no caer en default, sea posible por el apoyo de la oposición y el rechazo de los sectores más fanatizados del Frente de Todos? Será hora de comenzar a identificarlos de otro modo. Aunque nunca fue de todos, ahora confrontándose entre ellos, es el frente de nadie.

¿Sabrán los integrantes de La Cámpora, qué implica para un país -cualquiera sea- entrar en default? No puede creerse que cuestiones tan básicas sean desconocidas por quienes abrevan en las ideas del populismo k. ¡Saben bien de qué se trata! Se borran despavoridos porque la papas que ayudaron a quemar arden más que nunca.

Al presidente Fernández, herido por los desaires de sus ex socios políticos y abrumado por tanta soledad, no se le ocurre mejor idea que lanzar una "guerra contra la inflación". Usar tal expresión en un contexto de guerra que tiene en vilo a la humanidad, ya es de pésimo gusto. Además de falta de ética, carece de estética el gobierno de Fernández. Más aún, las escasas e inconsistentes medidas anunciadas solo contribuyen a generar mayor desconfianza en un gobierno con pronóstico reservado y un país que ya no puede sostenerse. Los resultados de la "anunciada guerra" están a la vista, los índices inflacionarios se han disparados de un modo tal que, ya se proyecta una inflación entre el 60 y 70 por ciento anual. Frente a este grave escenario, en el gobierno, oficialismo y oposición dentro del mismo espacio político juegan con fuego.

A punto tal, que la vicepresidente CFK, en un arrebato de sincericidio, se manifestó ante los representantes de las democracias parlamentarias europeas, contra la división de poderes y el Estado de Derecho.

En la referida Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat), realizada en Buenos Aires el miércoles 13 de abril pasado, aprovechó la ocasión para apuntarle al corazón de su presidente Fernández, "Que te pongan una banda y te den un bastón, un poquito es". Expresó CFK.

Para que nadie baje los brazos entre quienes militamos por la República contra los populismos, el fragmentado frente de gobierno tiene un motivo que los unirá transitoriamente. La causa es el tratamiento de una nueva ley del Consejo de la Magistratura. En otras publicaciones nos hemos referido al ejemplar fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El 16 de diciembre del 2021, en los autos caratulados "Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y otro c/EN-ley 26080-dto816/99 y otros s/proceso de conocimiento" la Corte anuló la reforma del Consejo de la Magistratura impulsada por Néstor Kirchner.

En la reunión plenaria de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales, los enemistados socios se confundieron en un simbólico abrazo para intentar someter a la justicia. El Dr. Daniel Sabsay, reconocido constitucionalista, invitado a exponer sobre el tema en el plenario de las comisiones, sostuvo: "El proyecto del oficialismo no respeta el Fallo de la Corte". Debe inferirse que, una nueva ley que no respete las observaciones realizadas por el Fallo de la C.S.J.N. será nuevamente atacada por ser inconstitucional, como la ley 26080.

A pesar de esta calificada advertencia y de otros expositores, como el reconocido jurista Dr. Alfredo Vítolo, el oficialismo impuso el cuestionado proyecto sin modificación alguna y fue aprobado el pasado 7 de abril por el Senado de la Nación.

El plazo establecido por el fallo de la Corte, para conformar el nuevo Consejo venció el día 15 de abril, cuestión que produce dos consecuencias. La primera es que, la Cámara de Diputados no podrá tratar el proyecto que aprobó el senado. La segunda consecuencia, es que ahora ambas cámaras, deben proceder a designar los representantes parlamentarios restantes.

Es de esperar un sinfín de obstáculos ya que, los dos miembros que deben designarse pertenecen a la oposición. Ya el kirchnerismo planteó una medida cautelar, ante un Juez federal de Paraná, quién la concedió en tiempo récord y poco fundamentada, para frenar las designaciones de los representantes parlamentarios.

El juez federal Daniel Alonso fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura por mal desempeño de sus funciones. La denuncia fue presentada por Alfredo Popritkin y Alejandro Matozo Gemignani, ambos integrantes de la Red de Entidades por la Justicia Independiente en argentina. -REJIA-

Una vez más, se requiere una fuerte movilización de las conciencias ciudadanas y de acciones como las realizadas por integrantes de REJIA, ya que, de no respetarse el fallo de la C.S.J.N. avanzarán sin piedad para deteriorar la división de poderes, principio esencial de todo sistema republicano.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario