Alberto Fernández, Cristina, Mujica y Lula encabezaron el acto por el Día de la Democracia

El presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y los exmandatarios de Brasil Luiz Inácio "Lula" Da Silva y de Uruguay, José "Pepe" Mujica, encabezaron el acto en Plaza de Mayo en conmemoración del Día de la Democracia y los Derechos Humanos.

En su discurso, el ex presidente de Uruguay, José "Pepe" Mujica, quien fue el primero en dirigirse a los militantes, llamó a los argentinos y argentinas a "cuidar la democracia" y "no estropearla" tras advertir que como sistema de gobierno "no es perfecta, pero hasta ahora no hemos encontrado un sistema mejor".

"Recuerden la fecha, cuiden lo que tienen, la democracia no es perfecta y no puede serlo, porque los humanos no somos perfectos, pero hasta ahora no hemos encontrado un sistema mejor", remarcó el exmandatario oriental. Ante la multitud que ocupaba la Plaza de Mayo, Mujica planteó que a lo largo de su vida "tuvo muchos oficios" para luego señalar que en esta jornada su función sería "asumir el oficio de presentar al querido compañero y amigo Lula, que va a ser el Presidente de Brasil".

El dirigente del Frente Amplio uruguayo, militante del Movimiento de Liberación Tupamaros en su juventud y preso político durante trece años durante la dictadura en ese país (entre 1972 y 1985) habló también por sus compatriotas, muchos de ellos residentes en la Argentina, en nombre de quienes transmitió "un humilde abrazo" colectivo.

"Gracias pueblo argentino, gracias", dijo el exmandatario de Uruguay, de 86 años, antes de bromear su condición de presentador del invitado central de la jornada, a quien vaticinó un triunfo en las próximas elecciones presidenciales de Brasil, que están programadas para octubre del año próximo.

A su turno, Lula Da Silva afirmó hoy que América del Sur vivió su mejor momento cuando los países de la región "expulsaron el ALCA y reafirmaron el Mercosur", y agradeció "la solidaridad" que recibió del pueblo argentino y de Alberto Fernández durante su encarcelamiento.

"Este es un día muy especial. Estamos conmemorando la recuperación de la democracia en Argentina; estamos conmemorando el día de los derechos humanos".

Da Silva destacó que tuvo "la felicidad de gobernar Brasil" (2003/2010) en coincidencia con los mandatos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, con Hugo Chávez en Venezuela, con Evo Morales en Bolivia, con Tabaré Vázquez y Pepe Mujica en Uruguay, con Fernando Lugo en Paraguay, con Rafael Correa en Ecuador y con Michelle Bachelet y Ricardo Lagos en Chile.

"Estos compañeros fueron parte del mejor momento de democracia de nuestra Patria Grande, de nuestra querida América Latina. Posiblemente haya en esta plaza gente muy joven que no lo sable, pero nuestra querida América del Sur tuvo su mejor período desde el año 2000" en adelante, señaló.

Luego de que Lula terminara su discurso, tomó la palabra Cristina Fernández de Kirchner. "Estoy contenta de verlos y volverlos a encontrar en esta Plaza", comentó.

 Los peronistas generamos más clase media que nadie, por más de que a algunos no les guste", señaló CFK. Cuando la multitud comenzó a cantar contra Mauricio Macri, pidió parar. "Lo que hay que hacer es meter el voto en la urna razonablemente. No, no, no. Nada de insultos a nadie". 

La exmandataria se refirió a un informe del Banco Mundial de 2012, e indicó: "Pese a quien le pese, en 10 años duplicamos la clase media en la argentina por más que algunos lo renieguen". 

Respecto, al FMI precisó que "le soltó la mano al gobierno naciente de la democracia, pero no lo hizo con el que vino después de nosotros al que le pusieron toda la tarasca", en referencia a Mauricio Macri, "Pusieron 57 mil millones de dólares para ganar las elecciones y no pudieron torcer la voluntad del pueblo. La políticas de ajuste siempre colapsan. Ofrecimos doce años de inclusión", señaló la vicepresidenta al hablar ante la multitud congregada en la Plaza.

En una parte de su discurso, Cristina expresó su deseo de que Lula "vuelva a ser Presidente de Brasil":  "No lo necesitamos nosotros, lo necesitan millones de brasileños que quieren sentirse incluidos", indicó. 

El último en tomar la palabra frente a una multitud en Plaza de Mayo fue Alberto Fernández, quien sostuvo, "por esta democracia que hoy vivimos hubo miles de argentinos que entregaron sus vidas que fueron desaparecidos, sometidos a la tortura, al exilio y que sufrieron prisiones injustas" y pidió que "en reivindicación a todos ellos cuidemos la democracia".

"Argentina es un símbolo de los derechos humanos en todo el mundo" y aseguró que su Gobierno sigue "haciendo todo lo necesario para que el último culpable se haga cargo de la responsabilidad que le cupo en la noche más negra que Argentina vivió", en alusión a la última dictadura cívico militar.

"Democracia es también no olvidar a los genocidas y a los que nos endeudaron

Fernández también abordó en su discurso el tema del FMI y reivindicó hoy el pago de la totalidad de la deuda externa con el FMI en 2005, realizada por el expresidente Néstor Kirchner, y aseguró que los gobiernos peronistas "no somos los que no queremos pagar deuda, tampoco somos los que la tomamos, somos los que tenemos que hacernos cargo de la deuda que nos dejan a nosotros".

"No tengas miedo Cristina de que si el FMI me suelta la mano voy a estar agarrado de ustedes. No voy a firmar nada que perjudique el crecimiento", sostuvo el presidente. 

Por otro lado, Alberto Fernández ratificó "el contrato que hace dos años firmaron" con la Vicepresidenta. "No vamos a defeccionar en nada de lo que prometimos. Vamos a seguir trabajando con la idea de primero los últimos, los más postergados. Vamos a hacer todo lo necesario para que la pobreza y el hambre vayan desapareciendo de la Argentina. Vamos a hacer todo lo necesario para que todos tengan un empleo digno", subrayó. 

Además, reconoció que ese crecimiento aún "no llegó a todos los argentinos". "Yo les prometo que el próximo año voy a hacer lo posible para que la distribución del ingreso mejore, el salario crezca y las ganancias no queden en el bolsillo de unos pocos", precisó.


Te Puede Interesar