Así evalúan los empresarios la gestión de Rodolfo Suarez, a dos años de asumir

Este jueves Rodolfo Suarez llega a la mitad de su rol como gobernador de Mendoza, al cumplirse 24 meses desde que asumió. Su gestión estuvo marcada por la pandemia apenas inició, lo que marcó la mayoría de las decisiones que tomó y las políticas que logró implementar.

El manejo de la pandemia le trajo algunos reconocimientos, al igual que críticas, por parte de distintos sectores.

Em esta oportunidad, empresarios referentes de distintos sectores hacen un balance de lo que fueron estos dos años, los aciertos y desaciertos y las expectativas de cara a los dos años que restan.

Mariano Guizzo, presidente de ASINMET (Asociación de Industriales Metalúrgicos)

"Como acciones positivas durante la pandemia, destacamos la decisión de mantener la actividad económica abierta. al igual que las escuelas. Fue un acierto importante.

Como crítica, el no potenciar la matriz productiva de Mendoza para tener actividades económicas que permitan a la provincia crecer, al igual que el empleo privado, principalmente la actividad petrolera, y trazar un camino para que la minería se pueda desarrollar en Mendoza con consenso social. 

En nuestro sector tenemos expectativas de crecimiento para estos dos años, si aprovechamos Portezuelo del Viento y comenzamos su construcción, puede ser el inicio de un círculo virtuoso que permita cada 5 años realizar una obra hidroeléctrica, con dos objetivos principales: primero administrar el agua y segundo la generación de energía eléctrica y la obtención de regalías para Mendoza; que permita volcar recursos a infraestructuras, muy necesaria para tener una mirada de desarrollo".

Arturo González, presidente de la Cámara de Turismo:

"Considero que estos primeros dos años del gobierno de Suarez han sido muy buenos, más aún si vemos y analizamos el contexto nacional e internacional en relación a la pandemia y a toda la conflictividad económica que está viviendo la Argentina.

La situación económica de nuestro país no ayuda en la gestión de gobierno de Mendoza, y menos aún cuando la provincia ha sentido una fuerte discriminación del gobierno nacional en los temas financieros, económicos y la obra pública. Dentro de ese contexto adverso, la gestión ha sido austera y se ha manejado con buen criterio y racionalidad.

La pandemia la manejaron con un sano equilibrio entre lo sanitario y lo económico y eso permitió que la economía de Mendoza no cayera, como si sucedió en otras provincias, que cerraron todo durante toda la cuarentena. La apertura gradual que se hizo, a pesar de las críticas, fue un acierto y no generó mayores casos. 

Han habido algunos programas muy interesantes, como el Mendoza Activa, ventajoso para el sector privado e innovador. Otra cosa que funcionó muy bien fueron los créditos del Fondo para la Transformación y el Crecimiento, que ayudaron a muchas empresas durante el periodo de la pandemia y la cuarentena y esa asistencia ayudó a que muchas pymes no cerrara.

En cuanto a la actividad turística, se manejó muy bien. Hemos tenido un diálogo permanente y constante con la ministra Mariana Juri, lo que le permitió al sector establecer un puente entre la actividad privada y el gobierno, y poder generar acciones como el Sale Mendoza, de promoción que ayudaron a la provincia en su conjunto".

Raúl Rodríguez, titular de CAMEM (Cámara Mendocina de Empresas Mineras):

"La gestión del gobernador Suarez ha estado atravesada por un hecho excepcional como lo ha sido la pandemia, en donde mostró diferencias regulatorias con la Nación en post de equilibrar la salud con la economía atendiendo las necesidades de diversos sectores empresarios", reconoció el abogado y empresario. 

"Lamentablemente no pudo avanzar con la minería, industria lícita que sería una herramienta útil para la reactivación económica, generación de empleo y atracción de inversiones. Con los adelantos tecnológicos existentes, la demostrada preocupación ciudadana por el cuidado del ambiente y una legislación moderna podría hacerse realidad un desarrollo controlado y racional de la minería, y con ella la ampliación de la matriz productiva local cercana a un agotamiento agravado por la pandemia".

Enrique Álvarez, tesorero de CaMESPe (Cámara Mendocina de Empresas de Servicios Petroleros):

"En lo que hace al rubro petrolero, según nuestra apreciación, tenemos una ambivalencia. Si bien se han revertido algunas áreas e implementado Mendoza Activa Petróleo, (tema propuesto oportunamente por CaMESPe), vemos que la incidencia en la creación de puestos de trabajo de las pymes del sector no ha cubierto las expectativas. Si lo medimos desde la mano de obra de las empresas de servicio asociadas, hay quienes se quedaron sin actividad y otras que debieron disminuir puestos de trabajo".

Alfredo Cecchi, presidente de la Federación Económica de Mendoza:

"En su primer año, el gobernador lanzó la reforma de la ley 7722 para impulsar la minería. Tuvo un comienzo complicado, pero lo único que estaba haciendo era cumplir su palabra en un acto que no supimos entender y una falta de consenso social que no supimos leer. Y pagó un costo importante por ser sus primeros días de gobierno.

Hizo un muy buen manejo de la pandemia en Mendoza: estar menos días cerrados permitió tener más actividad, con cortes sucesivos o no, de acuerdo a cómo venía la cosa. Fue un trabajo serio y jugado, porque con el diario del lunes es fácil decirlo, pero si permitís una determinada actividad sin saber los riesgos a correr es jugarse. Tuvo un nivel de información muy alto, hizo un buen trabajo con la ministra de Salud. Son las cosas más positivas que veo de la primera parte de su gestión

En cuanto a la inversión y el empleo, Mendoza Activa fue generar un plan provincial bastante eficiente con los escasos recursos que tiene. La primera fase tuvo problemas de implementación, el segundo se perfeccionó y creo que esta tercera parte está funcionando bien en cuanto a la devolución de fondos y la direccionalidad del beneficio.

Entre los aspectos que tendría que mejorar está el diálogo con la oposición. La Reforma Constitucional, después de 105 años, es absolutamente necesaria. Al planteo que se hizo le faltó volumen de negociación, y finalmente no se dio. La actualización de la ley madre es una discusión que hay que dar: son 105 años que deja a los municipios sin independencia y otras cosas sin resolver, como la boleta única, que con parches es imposible.

La relación con la Nación no tiene los suficientes vínculos. Es una cuestión de gestión. Me parece que es una deuda de Suarez: cuando se han podido hacer cosas en conjunto, como en el tema de IMPSA, o la burocracia en el paso Cristo Redentor, los resultados fueron buenos".

Te Puede Interesar