AGRICULTURA URBANA SUSTENTABLE

Laurus, la empresa que instaló en un techo el primer invernadero inflable de hidroponía vertical del mundo

El rinde de la producción agrícola va en disminución, la demografía mundial aumenta, las superficies de las ciudades se expaden y el espacio de zonas productivas cae año a año. Hay más demanda de alimentos y cambios en las dietas de la población; a este ritmo, habrá déficit de disponibilidad.

Según la base de datos estadísticos corporativos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAOSTAT, por sus siglas en inglés), para el 2050, se pronostica una población de casi 10 billones de personas, la mayoría, viviendo en las ciudades. Se necesitará mucha más comida para poder alimentarlos a todos.

Paralelamente se desaceleran las tasas de crecimiento en los rindes de los principales cultivos.

Este es el punto de partida de Laurus, una empresa que lleva 4 años investigando y enfocados en el desarrollo de nuevos sistemas de cultivo para zonas urbanas, sin necesidad de disponibilidad de tierra fértil. 

Laurus está con los motores en marcha y en "Todo por la Tarde" por Radio Andina hablamos con Nicolás Bisso, uno de sus fundadores.

"Arranqué en el 2012 con mi primera patente, y después de muchas idas y vueltas le dimos el perfil corporativo en el 2014", explicó Bisso. 

Nicolás Bisso, uno de los fundadores de Laurus.

"Somos una empresa que se dedica al desarrollo de sistemas de cultivo y al cultivo de los mismos, queremos encontrar modelos de negocios que permitan la agricultura de máxima calidad, viable económicamente para el 3er mundo", agregó.

"Hicimos algo desde cero, que no existía en el mundo, estuvimos dando muchas vueltas, y estamos próximos a lanzar y contentos con los resultados obtenidos hasta ahora", cuenta Nicolás con entusiasmo.


El contexto

Cada vez es más difícil crecer en la superficie de cultivo de una manera sustentable. Desde 1995 que el mundo no crece en superficie cultivable.

Según explican desde la empresa, en el futuro próximo, se tendrá una necesidad aún mayor a la actual, de cultivar cerca de los centros de consumo, cerca de donde está la población. Y se tendrá que producir mucho más, y de una manera más sustentable.

Proyectos existen, pero aún a un costo muy elevado

Las soluciones que más éxito tienen frente a este problema son las que lo atacan directamente: empresas de agricultura urbana. En ciudades de Europa y EEUU se instalan invernaderos en techos y también en indoor.

Desde Laurus consideran que la propuesta es excelente, pero son soluciones que dependen de una estructura importante para poder desarrollarse y escalar. Tienen invernaderos costosos, costos operativos altos, requieren de una gran superficie inicial.

Bisso junto a su socio se hicieron algunas preguntas de cara a encontrar alternativas a las que ya existen en el primer mundo: ¿Cuántas ciudades en el mundo están diseñadas mayormente con grandes superficies y edificios, de techos amplios?, ¿cuántos mercados pueden admitir esta estructura de costos?, ¿cuánto de esto es viable para el mundo en desarrollo?

Concluyeron que para asegurar una solución con impacto global, hay que poder replicarlo en todas las localidades, no sólo en las más desarrolladas. Y ese es el leitmotiv del proyecto.

Laurus a la obra

Tras tres años de desarrollo y numerosas pruebas, lograron reducir drásticamente la inversión inicial, permitiendo el repago rápido. Usando invernaderos inflables, sin armazón, instalables en casi cualquier superficie, ultra-livianos.

Al no usar armazón, no se requiere de una grúa ni que el edificio sea especialmente bajo. El costo de la obra que hay que hacer se desintegra, y la estructura es fácilmente anclable a casi cualquier superficie.

Después se continuó reduciendo la superficie requerida optimizando mejor el espacio con un approach de alto rendimiento de agricultura vertical. Por último, se automatizó el invernadero con robots que plantan y cosechan, con una producción robusta, basada en el manejo autónomo, el uso de inteligencia artificial con el sistema Watson de IBM y aplicaciones como OpenCV.

El modelo de negocios

Para que el negocio sea rentable, se enfoca en alquilar espacios no útiles, y en ellos, instalar invernaderos para vender lo cultivado. También proponen otras formas de monetización y vinculación en las cuales la producción va a ser distribuida en negocios que conforman el canal tradicional o próximo.

Se preasegura la rentabilidad de las producciones a través de una plataforma de crowdsourcing y vía campañas, se postula el público que quiere invertir o alojar un invernadero. Luego se validan los candidatos que otorgan el área mínima rentable y mejores condiciones operacionales.

En el mundo, el modelo permitiría volver útiles 35 millones de hectáreas que hasta ahora están desaprovechadas; significa el 2% del área total de las ciudades, pero resulta similar a toda la superficie sembrada en Argentina.  

A los seleccionados, se les ofrece:

  • Una renta por el uso del anterior espacio desaprovechado.
  •  Co-inversión en las instalaciones, a cambio de la inclusión en un modelo de revenue-sharing.

Una vez que asegurada la rentabilidad y definida la participación de todos los suscriptores, es que se lanza la instalación de todos los invernaderos.

En el mediano plazo Laurus tendrá alcance para operar 12.700 has en Buenos Aires. 

En esta fotografía, lo que se ve es el primer invernadero inflable de hidroponía vertical instalado en un techo del mundo. Para los fundadores de Laurus, ya no son una barrera la inversión, la superficie ni los costos operativos.

Luego de cuatro años de investigaciones, Laurus está a punto de mostrarse al público: "estamos lanzando en Nordelta, con un invernadero showroom que también va a servir para mostrar la plataforma de crowdsourcing, esta modalidad de invernaderos que cultivan y venden en la zona, y a partir de ahí, ya tenemos varias campañas programadas", explicó Nicolás, que como mendocino de nacimiento, le gustaría traer Laurus a nuestra provincia. 

"Hay varios lugares que nos pidieron que vayamos en Buenos Aires, Rosario, Mar del Plata y Córdoba; hay muchos desarrolladores inmobiliarios que quieren encontrar una sinergia con nuestra propuesta", concluyó Bisso. 

Escuchá la entrevista completa:


Te Puede Interesar