Santa Rosa

Crimen en Santa Rosa: el hombre quiso defenderse de los tiros

Las primeras pericias sobre el caso que conmocionó al Este provincial ya dan algunos inicios de cómo la mujer policía Gimena Rosales (25) mató a tiros a Ángel Julio Alaníz (28) Los resultados arrojaron que fue a corta distancia y que el hombre quiso defenderse ante los disparos pero no pudo. 

El hecho fue descubierto este jueves a las 13.30 cuando la madre de Alaníz encontró ambos cuerpos en la vivienda ubicada en la calle Mallea y 29 de Octubre de Santa Rosa. Llamó al 911 de inmediato y los policías y la fiscal Mariana Cahiza coparon la escena. 

En un primer momento, trataron de saber qué había sucedido y de esa manera siguieron la línea investigativa donde se apuntaba a un homicidio seguido de suicidio. Con el primer trabajo que realizó Policía Científica, confirmaron que fue la mujer, que trabajaba en la Policía Vial de San Martín, la que le disparó a su pareja y luego se quitó la vida. 

Esto porque el lugar donde ocurrió el ataque es una habitación "muy pequeña" donde la mujer policía lo mató a quemarropa, indicaron. En la vivienda funciona un kiosco que era atendido por el hombre y en el fondo tenía esta pieza que usaba para dormir. 

El hecho, se supo, ocurrió cerca de las 10.30 pero vecinos no escucharon los disparos ya que hay una obra en construcción que impidió tener un sonido "limpio", explicaron. 

Además, de las pericias, surgió que la víctima quiso defenderse antes de ser ultimado. Si bien no saben cuál fue el diálogo final entre ambos -se secuestraron teléfonos de ambos para esclarecer este punto-, confirmaron que el hombre quiso defenderse. En un brazo tenía impactos de bala y esto hace suponer que lo levantó en un acto reflejo para evitar los proyectiles, es decir, que lo realizó de manera involuntaria para cubrirse la cara. 

Por otro lado, contabilizaron que dos de los seis balazos fueron de frente mientras que los otros cuatro fueron cuando la víctima se dio vuelta y lo ejecutó por la espalda. Esta situación, explicaron, denota una clara situación de bronca por parte de la mujer hacia quien era su pareja. 

Por otro lado, los pesquisas encontraron una nota que dejó Rosales donde contaba una situación particular en que estaba cansada de maltratos recibidos de parte de su pareja. Si bien no habían denuncias de por medio, en el escrito la mujer aseguró que iba a "terminar" con esta situación

  

Te Puede Interesar