en buenos aires

Matan a golpes a un niño de un año y detienen a sus padres

La víctima llegó muerta al hospital. La necropsia complicó a sus progenitores.

Por Sección Policiales

Un niño de casi dos años llegó golpeado y fallecido a un hospital del partido bonaerense de Almirante Brown y la autopsia determinó que esos traumatismos no eran producto de una caída como dijo su madre, por lo que tanto ella como el padrastro de la víctima quedaron detenidos, acusados de haber cometido un homicidio en el seno intrafamiliar, informaron hoy fuentes policiales.

El caso se inició ayer por la mañana cuando un niño de un año y nueve meses fue llevado a la guardia del Hospital Arturo Oñativia, de Rafael Calzada, partido de Almirante Brown.

El chico, identificado por las fuentes como Benjamín Santino Caballero, estaba muerto y tenía golpes, en especial uno fuerte en la cabeza, sobre la frente.

Según contaron voceros policiales, la madre dijo que su hijo se había caído de la cama el día anterior y que de ese golpe se había recuperado, pero que ayer por la mañana, al no poder despertarlo, lo llevó al Hospital Oñativia.

Ante las dudas que les generó el caso y al tratarse de una muerte violenta, los médicos hicieron la denuncia a la policía y en la causa comenzó a intervenir la comisaría 6ta. de San José de Temperley, partido de Lomas de Zamora, con jurisdicción en el domicilio de la víctima, ubicado en la calle Warnes al 2400.

La causa recayó en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Lomas de Zamora, a cargo de los fiscales Lorenzo Latorre y Jorge Grieco, quienes ordenaron la realización de la autopsia.

Fuentes de la investigación revelaron que los forenses de la morgue judicial de Lomas de Zamora fueron contundentes en sus conclusiones y le informaron a los fiscales que estaban ante un homicidio.

Según las fuentes, los traumatismos craneoencefálicos que detectaron en la cabeza de la víctima no eran compatibles con una caída, sino con golpes que le fueron aplicados.

Además, detectaron que el niño tenía dos costillas fracturadas y hasta una úlcera estomacal compatibles con maltratos físicos.

Ante este cuadro y la convicción de que se trataba de un crimen intrafamiliar, el fiscal Grieco convocó a la madre de Bejamín y a su actual pareja a la fiscalía, dentro de los tribunales de Banfield, y allí a primera hora de esta tarde dispuso su aprehensión.

Los detenidos fueron identificados como Analía Echeverría (20) -madre del niño muerto-, y su pareja y padrastro de la víctima, José Pardo (25).

Grieco imputó a la pareja por el delito de “homicidio calificado por el vínculo y por la alevosía”, que se castiga con la pena máxima del Código Penal: prisión o reclusión perpetua.

Te Puede Interesar