Economía real

¿Por qué subir la AUH no es una reivindicación?

Aumentar es una respuesta a la pérdida de poder adquisitivo real del beneficio. Mirá aquí por qué.

Por Sección Economía

Desde su creación en noviembre de 2009 tras la derrota sufrida por el Kirchnerismo en las legislativas de ese año, la Asignación Universal por Hijo ha sido objeto de alabanzas y debates. La principal crítica no apunta al beneficio en sí, ya que es aceptada por todos los sectores, incluso la oposición, sino a que desde su origen no cuenta con un mecanismo automático de actualización. Esto hace que el ingreso real percibido por los beneficiarios haya sido vulnerable al contexto inflacionario. Argentina acumula 6 años de inflación por encima de los dos dígitos, con picos cercanos al 40% anual.

Por eso el aumento dado en la práctica no significa una reivindicación de derechos, sino una simple respuesta del Estado a los impactos que genera la inflación sobre los ingresos de la población más vulnerable.

En el siguiente gráfico elaborado por Invecq Consulting queda demostrado justamente este último punto: la inestabilidad real y la pérdida de poder adquisitivo de la suma nominal percibida por los beneficiarios, como consecuencia del aumento de los precios al consumidor. Desde su instauración, la AUH tuvo 6 ajustes (incluido el de hoy) siempre en los meses de junio o septiembre desde los iniciales 180 pesos por hijo de noviembre de 2009.

Estos aumentos fueron, en promedio, del 30 % con extremos del 22 % (en septiembre de 2010) hasta el 40 % en junio del año pasado. Pero estos ajustes, lejos de significar incrementos reales en los ingresos percibidos por las familias funcionan como actualizaciones y recuperaciones de la pérdida de poder adquisitivo que sufre el monto nominal como consecuencia del fuerte proceso inflacionario característico de la economía argentina.

En el gráfico de Invecq, el área celeste representa la evolución nominal de la AUH y por eso se muestra como una escalera, en la que cada escalón está dado por el tiempo que pasa entre dos actualizaciones y el porcentaje en que aumenta el ingreso. Por su parte, la línea roja representa la evolución real de la AUH, es decir, teniendo en cuenta las actualizaciones en los montos nominales menos el efecto continuo de la inflación, es decir, de la pérdida de poder de compra de esa suma nominal.

Hasta mayo del 2013, la misma siempre se mantiene por debajo del punto de partida (los 180 pesos de 2009) y sólo logra alcanzar el mismo monto real que al inicio del plan en el momento exacto del aumento para, al siguiente mes, comenzar nuevamente a perder poder adquisitivo. De este modo entre noviembre del 2009 y mayo de 2013 los beneficiarios de la AUH recibieron cada mes, en promedio y en términos reales, una suma 10 % menor. Es decir que con el monto percibido podían comprar en promedio un 90 % de los bienes y servicios que se adquirían en noviembre del 2009 con los $180 originales. En promedio, ya que durante algunos meses podían comprar más y en otros menos, como en los extremos de los meses previos a los aumentos en que el poder de compra real de la AUH caía hasta un 20 % (ej.: agosto 2012).

Desde septiembre de 2013 hasta el día de hoy, el poder de compra de la AUH fue en promedio del 100 %, es decir que aún con variaciones reales el poder de compra se mantuvo estable. Si bien estos dos últimos años se caracterizaron por una aceleración del proceso inflacionario, mayores ajustes en el ingreso nominal (del 35 % en 2013 y del 40 % el año pasado) pudieron compensar y evitar pérdidas reales del beneficio.

Los aumentos vienen a compensar el impacto real de la inflación sobre la AUH.

“Luego de 6 años el equipo económico parece haber comprendido este fenómeno y, junto con una nueva actualización del 30 % que la lleva hasta los $837, ha decidido enviar un proyecto de ley al Congreso de la Nación para que, al igual que lo que sucede con los haberes jubilatorios, la AUH se actualice automáticamente dos veces al año. De este modo, los beneficiarios podrán tener un ingreso real más estable”, afirman desde Invecq.

Te Puede Interesar