sábado 25 jun 2022
Fe católica

El Papa criticó a los católicos por su "pereza"

En la homilía que pronunció en la misa matutina que celebró en su residencia, Casa Santa Marta, el papa realizó esta reflexión al comentar el pasaje del Evangelio en el que Jesús encuentra a una paralítico a quien nadie ayuda

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Internacionales 1 de abril de 2014 - 10:00

El papa Francisco criticó hoy a los cristianos que van a misa todos los domingos pero que después pecan de "pereza" y "de formalismo".

En la homilía que pronunció en la misa matutina que celebró en su residencia, Casa Santa Marta, el papa realizó esta reflexión al comentar el pasaje del Evangelio en el que Jesús encuentra a una paralítico a quien nadie ayuda y habló entonces de católicos "anestesiados", según detalló la agencia de noticias EFE.

"Pienso en tantos cristianos, que son católicos, pero sin entusiasmo y están amargados. Van a misa todos los domingos, pero después piensan que no deben implicarse. Que tienen su fe, pero no deben darla a conocer a los demás. Cada uno en su casa y así todos tranquilos, piensan", afirmó el pontífice.

Para Jorge Bergoglio esta es la "enfermedad de la pereza de los cristianos" que hace de ellos "personas paradas, que no se preocupan por dar el anuncio del Evangelio" y que se convierten en "personas anestesiadas".

El pontífice arremetió contra esta actitud que dijo hace que los católicos "sean tristes y que no sean personas luminosas".

"Es una enfermedad de algunos cristianos que van a misa, pero luego cuelgan el cartel de `no molestar`. No sirven. No hacen bien a la Iglesia", agregó.

Bergoglio también habló de otro "pecado de los católicos" que definió como el "formalismo", es decir, los cristianos "que sólo se preocupan de tener todos los documentos en regla, todos los certificados".

"Cristianos hipócritas, como estos. A ellos sólo les interesaban las formalidades", dijo en referencia a la lectura de
hoy, para después lamentar: "¡Tenemos tantos en la Iglesia, tenemos tantos!".

Te Puede Interesar