Terrorismo

Una suicida con bomba mata a 14 personas en una estación de tren rusa

La suicida detonó su carga frente al detector de metales dentro de la entrada principal de la estación, dijo el Comité de Investigación federal.

Por Sección Internacionales

Una suicida con bomba causó la muerte de al menos 14 personas el domingo tras inmolarse en una estación de trenes de la ciudad de Volgogrado, en el sur de Rusia, dijeron las autoridades, en el segundo ataque mortal ocurrido en tres días mientras el país se prepara para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

La suicida detonó su carga frente al detector de metales dentro de la entrada principal de la estación, dijo el Comité de Investigación federal. Imágenes de televisión mostraban una gran bola de fuego naranja llenando el salón y humo saliendo a través de las ventanas quebradas.

"Había personas en el suelo, gritando y pidiendo ayuda", dijo Alexander Koblyakov, un testigo, a Rossiya-24 TV.

Un portavoz de los investigadores rusos dijo que al menos 14 personas murieron, aunque el gobernador regional dio una cifra de 15 muertos.

El presidente Vladimir Putin ordenó a las agencias de cumplimiento de la ley que tomen todas las medidas necesarias para restablecer la seguridad, dijo el portavoz del presidente según citas publicadas por la agencia de noticias RIA.



Un portavoz de la policía federal, Vladimir Kolesnikov, dijo que se aumentará la seguridad en las estaciones de trenes y aeropuertos, con más oficiales en servicio y controles más estrictos.

No obstante, el ataque apenas dos meses después de que una suicida con bombas causara la muerte de seis personas en un bus en la misma ciudad, generó dudas respecto a la efectividad de las medidas de seguridad que el Kremlin ordena elevar rutinariamente tras cada ataque con bombas.

También podría sumarse a la preocupación sobre la capacidad del Gobierno para resguardar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 en el centro vacacional de Sochi en el Mar Negro. Las Olimpiadas, que comienzan dentro de 40 días, son un gran proyecto de prestigio para Putin, quien quiere demostrar lo lejos que ha llegado Rusia desde que la Unión Soviética se derrumbase en 1991.

Nadie se adjudicó de inmediato la responsabilidad del ataque. Las suicidas con bombas - conocidas como "viudas negras" debido a que algunas son familiares de insurgentes muertos - han realizado varios ataques reivindicados por militantes islamistas.



Volgogrado es una ciudad de alrededor de un millón de habitantes, se encuentra cerca del Cáucaso Norte ruso, una franja de provincias mayoritariamente musulmanas plagadas de violencia casi diaria por parte de la insurgencia islamista.

La agencia de noticias Interfax citó a una fuente de la ley que dijo que la atacante podría ser de Daguestán, la provincia adyacente a Chechenia que es el centro de la insurgencia. La atacante de octubre provenía de esa región.

Más violencia
Volgogrado es un gran centro de transporte en el sur de Rusia, 690 km al noreste de Sochi, que albergará las Olimpiadas a partir del 7 de febrero.

El líder insurgente Doku Umarov, un señor de la guerra checheno, instó a los activistas en un vídeo online en julio a que usaran "el máximo de sus fuerza" para evitar que el presidente Vladimir Putin albergue los juegos.

"Podemos esperar más ataques similares", dijo Alexei Filatov, segundo al mando de la asociación de veteranos de la unidad de elite antiterrorista Alfa.

"La amenaza es mayor ahora debido a que es el momento en que los terroristas pueden dejar una mayor impresión", dijo a Reuters. "Las medidas de seguridad fueron aumentadas hace mucho tiempo alrededor de Sochi, por lo que los terroristas atacarán en estas ciudades cercanas como Volgogrado", agregó.

Volgogrado será una de las ciudades anfitrionas de la Copa Mundial de fútbol de 2018, otro evento deportivo de alto perfil que Rusia se adjudicó con ayuda de Putin y que trará miles de visitantes extranjeros al país.

El ataque del domingo fue el más mortal que ha visto Rusia desde enero de 2011, cuando unos insurgentes islamistas mataron a 37 personas en un aeropuerto en Moscú.

El portavoz del Ministerio de Salud ruso Oleg Salagai dijo que 42 personas resultaron heridas y que algunas fueron llevadas en avión a Moscú para ser tratadas. Fuente: Reuters

Te Puede Interesar