Para saber

Los chinos son cada vez más ricos, pero también más depresivos

Con 30 millones de pacientes, la nación es la mayor consumidora de antidepresivos en Asia.

Por Sección Internacionales

En tiempos de optimismo generalizado, de bonanza económica, posibilidades de apertura financiera e ideológica, en donde el gobierno anuncia el éxito del "sueño chino" y en donde las reformas muestran una renovación, China comienza a desarrollar otra cara, una en la que la depresión se hace cada vez más común.

Se calcula que hay más de 30 millones de personas que sufren síntomas agudos de depresión, según un estudio realizado por el Centro de Salud Mental de Shanghai. Es la segunda enfermedad más diagnosticada del país -el primer lugar lo llevan los padecimientos cardíacos- y le cuesta al país 8350 millones de dólares al año, según una investigación de la revista Caixin.

La depresión es el diagnóstico psiquiátrico que señala a personas que sufren de anhedonia(incapacidad de disfrutar), sentimientos de tristeza y abatimiento patológicos. Este estado puede ser transitorio o crónico.

"Cuando vine desde Xinjiang a Pekín con un nuevo puesto de alta responsabilidad, al poco tiempo de haberme casado y haber tenido un hijo, empecé a sentirme muy mal. No quería levantarme para ir al trabajo, por la noche no quería volver a casa y ver a mi familia. Sentía que no podía respirar", dice a LA NACION Yun, una joven empresaria que fue diagnosticada de depresión en octubre de este año, después de haber pasado varios meses con recaídas que la obligaban a dejar el trabajo.

Como un resultado del aumento de casos, en 2012 el mercado de las pastillas antidepresivas tuvo una facturación de 350 millones de dólares, un 22,6% más que el año anterior, de acuerdo con un informe de la OCDE. El consumo de antidepresivos aumentó tanto que China se convirtió en la mayor compradora de estos fármacos en toda Asia.

Sin embargo, a pesar de los avances en el campo de la psicología (en 2012, las consultas crecieron un 30%, según un informe de la Sociedad Psicoanalítica Internacional), aún no hay una correcta atención para este diagnóstico.

El 63% de los pacientes con trastornos mentales, durante 2005 y 2012, no recibieron la atención adecuada, según el Centro de Salud Mental de Shanghai. Además, sólo el 6,9% de las personas que sufren de depresión consultan a un profesional.

Si bien esta tendencia también existe en las grandes ciudades chinas, es especialmente grave en las zonas rurales del país donde el desconocimiento ante este tipo de patología es casi absoluto.

Fuente: La Nación

Te Puede Interesar