La madre de la niña embarazada por violación, habría encubierto abusos cometidos en 2012
Jueves, 7 de febrero de 2019

Una niña de 12 años fue violada y atraviesa un embarazo de cuatro meses. La menor quedó bajo la protección de la justicia que, además, inició la búsqueda de su padrastro como aparente autor del ataque sexual y abrió una investigación sobre su madre, por "manipulación" y "encubrimiento".

Daniela Torres, directora de Promoción y Protección de Derechos a cargo del Órgano Administrativo Local (OAL), se refirió a los hechos y confirmó que años atrás, entre el 2012 y el 2014 la familia tuvo intervención por hechos de abuso sexual, pero que no se pudieron corroborar. Con el aberrante caso en manos de la justicia, la madre de la menor fue denunciada.

"El 15 de enero se acerca la mamá de la nena a la oficina del órgano administrativo a relatar que se había enterado, que había tomado conocimiento de que la niña estaba cursando un embarazo. Nosotros automáticamente la acompañamos a hacer la denuncia a la Oficina Fiscal 8 de Guaymallén, se radicó la denuncia por abuso sexual y automáticamente la niña ingresó al Hospital Carrillo para ser abordada de manera integral por efectores de salud y de salud sexual reproductiva", comenzó diciendo Torres.

Luego de recibir asistencia médica y psicológica, la OAL tomó medidas de protección de derechos y "el cuidado de la niña queda provisoriamente a cargo de otro adulto responsable. En realidad la medida se toma por entender que habían algunas situaciones anteriores que podían devenir en un encubrimiento de la mamá con respecto al abuso, por lo cual también el OAL radicó una denuncia en la oficina fiscal por posible encubrimiento o complicidad de la madre con este abuso sexual", explicó la funcionaria.

Y ese es un dato clave que evalúa la justicia que tiene el caso "bajo estricto secreto de sumario", porque esos hechos anteriores datan del 2012, según precisó el organismo, y se realizó un seguimiento a la familia hasta después del 2014: "Después se siguió abordando a la familia por situaciones de acompañamiento familiar, fortalecimiento y nunca se pudo constatar el abuso sexual".

Con el embarazo producto de la violación, desde la OAL sospechan que en aquel momento se manipuló información que pudo haber servido para confirmar los abusos. De haberse confirmado, Torres asegura que se podrían haber tomado medidas y quizás, la aberración en el cuerpo de la menor, no hubiera ocurrido.

"Ahora estamos teniendo alguna sospecha de que eso fue por alguna manipulación de la información por parte de la mamá, información que se brindaba y manipulación posible de la niña en el relato", indicó.

Al tener la presunción de lo ocurrido, desde la OAL hicieron la denuncia y se tomaron las medidas de protección correspondientes, por 3 meses, con la posibilidad de renovarse o bien proceder a la restitución familiar.

Con respecto al acusado, "no tiene restricción de acercamiento a las otras hermanitas porque se ha emitido el pedido de captura, está toda la policía buscándolo", sostuvo la directora de Promoción y Protección de Derechos a cargo de la OAL, quien agregó que las hermanas de la menor embarazada, "están con medidas de protección de derechos con red familiar y continuarán con el tratamiento psicológico para ver si hay indicadores de abuso sexual". 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario