Esta haciendo ejercicio

Pensó que se había desgarrado, fue al médico y el diagnóstico fue devastador

Un joven se despertó con un bulto del tamaño de una manzana en el hombro y pensó que se había desgarrado en el gimnasio. Le detectaron una grave enfermedad.

A través de las redes sociales, se suelen viralizar historias conmovedoras, divertidas y otras realmente preocupantes. Tal es el caso de Tomas Evans, un joven que se despertó con un bulto del tamaño de una manzana en el hombro y creyó que se había desgarrado un músculo en el gimnasio, pero le dieron diagnóstico devastador.

Después de una difícil rutina de entrenamiento, el joven de 18 años comenzó a experimentar un dolor muy particular en su hombro. “Pensé que el bulto era solo una lesión en el gimnasio. Me estaba causando un dolor muy fuerte”, explicó el usuario.

El joven oriundo de Wrexham, Denbighshire, Gales, dijo que aunque se sorprendió cuando se despertó con el bulto, porque tenía la sensación de que algo no estaba bien en su cuerpo. “El bulto era bastante grande y del tamaño de una manzana”, señaló.

Para sacarse las dudas, Tomas acudió a su médico de cabecera, quien le pidió varios estudios médicos para detectar que tenía en su hombro. Después de someterse a varias resonancias magnéticas, radiografías y una biopsia, le detectaron un linfoma de Hodgkin en etapa dos.

Lamentablemente, el joven tenía un cáncer poco común que se desarrolla en el sistema linfático, que es una red de vasos y glándulas diseminadas por todo el cuerpo. Como era de esperar, el diagnostico le provocó una profunda angustia a los familiares del joven.

La madre de Tomas, Rachael Tudor, de 38 años, dijo que fue “desgarrador” verlo pasar por una prueba tan dura, pero que está muy orgullosa de él y de cómo lo sobrellevó: “Recibir la noticia de que su hijo tiene una masa del tamaño de un puño en el pecho es algo que ningún padre quiere escuchar, fue desgarrador”.

Por su parte, el joven aseguró: “Cuando me dijeron por primera vez que había ‘algo allí’ fue un shock, pero cuando dijeron lo que realmente era, supe lo que sería, tuve un presentimiento”.

Después del gravísimo diagnóstico, Tomas abandonó sus estudios, su trabajo y comenzó un tratamiento para curarse. “Tengo que terminar la quimioterapia para asegurarme de que se haya ido a todas partes”, expresó el joven. / La 100

Te Puede Interesar