Agenda oficial

En su regreso, Cristina se reunió con funcionarios y prepara cambios en materia económica

La Presidenta volvió a la actividad formal tras más de cinco semanas de licencia. Recibió a Parrilli y Abal Medina, y se espera la visita de Amado Boudou en las próximas horas.

Parrilli fue el primero en tener una audiencia en la residencia presidencial pasadas las 15. Luego, la jefa de Estado se reunió con el jefe de gabinete Juan Manuel Abal Medina. Más tarde está previsto que reciba al vicepresidente Amado Boudou, quien estuvo a cargo en forma provisoria del Poder Ejecutivo durante la licencia que debió tomarse por la operación del hematoma craneal.

El temario de las reuniones no se difundió oficialmente. Según trascendió, el Gobierno prepara anuncios en materia económica, aunque en su primer día de actividad no se esperaba ningún discurso público.

Ayer, la jefa de Estado hizo su primera acción en el marco del regreso a la actividad: llamó por teléfono a Michelle Bachelet para felicitarla por su victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile.

LA RECOMENDACIÓN MÉDICA

Los médicos de la Fundación Favaloro, donde fue intervenida quirúrgicamente, le dieron el alta a Cristina Kirchner hace una semana, pero desde el Gobierno postergaron una semana el regreso a la actividad oficial, para analizar medidas y posibles cambios en la gestión.

Tras someterse a una serie de exámenes, Cristina recibió el alta por su cuadro cardíaco, aunque continúa padeciendo una afección. Se espera que en las próximas semanas sea sometida a nuevos chequeos cardiológicos.

A partir del alta de la clínica, la Presidenta comenzó a ser controlada por los miembros de la Unidad Médica Presidencial, Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros. Le habilitaron las visitas y trabaja casi normalmente sin exponerse al estrés. La jefa de Estado no podrá viajar en avión por varias semanas más.

POSIBLES ANUNCIOS

Respecto a las posibles medidas, desde Casa Rosada informaron a LA NACION: "Se vienen anuncios económicos. No se sabe cuáles. Es un misterio. Pero habrá". "Transmitirá la idea de que tiene el poder y sigue gobernando", agregaron.

La prioridad será detener la fuga de reservas, que tocaron los 32.500 millones de dólares (10.700 millones en el año). Podría haber un desdoblamiento cambiario, con un dólar para el turismo cercano a los 8 pesos, para desalentar los gastos en el exterior.

Además, la Presidenta podría habilitar una suba moderada en las tarifas para frenar la suba de subsidios a la luz y el gas.

Fuente: La Nación.

Te Puede Interesar