movimiento

En Alemania se debate prohibir las actividades del partido neonazi

Los 16 estados coinciden en ilegalizar al NPD, que tiene 6.600 afiliados y escaños en algunas regiones. El gobierno teme que eso lo lleve a radicalizarse aún más y a presentarse como víctimas.

Por Sección Internacionales

La canciller germana Ángela Merkel se mostró cautelosa ayer ante la posibilidad de que el Partido Nacionaldemócrata de Alemania (NPD), de raigambre neonazi, fuese declarado ilegal. "Por el momento, sigo analizando con los ministros correspondientes de qué modo podemos evitar los riesgos que tendría ese proceso", dijo la líder en una entrevista con la cadena Phoenix. Y agregó: "No hay ninguna duda de que queremos combatir a la ultraderecha en Alemania. Simplemente pretendo que, si iniciamos un proceso de ilegalización, tenga las mayores perspectivas posibles de éxito".

Las declaraciones de la canciller llegaron horas antes de que los ministros del Interior de los 16 Estados federados se reunieran en Rostock, al norte del país, para votar a favor de la ilegalización del NPD. Esa determinación distanció al gobierno nacional de los regionales y reabrió el debate sobre el antisemitismo en el país. De hecho, la semana pasada Merkel ya había advertido en un discurso ante el Consejo Central de los Judíos que en Alemania "hay un alto grado de antisemitismo".

Sin embargo, el voto de los ministros del Interior es apenas el primer paso de un complejo proceso que podría durar años. Aunque Merkel recibirá hoy a los representantes de los "Länder" (Estados federados), un portavoz de la canciller adelantó que el tema ni siquiera estará en la agenda del encuentro.

El debate sobre la ilegalización del NPD volvió al centro de la escena el año pasado, cuando en tierra alemana se destapó una célula neonazi que, entre 2000 y 2007, mató a nueve inmigrantes y una policía.

Si bien la clase política alemana condena de forma unánime al NPD, muchos dirigentes se oponen a su ilegalización porque creen que eso supondría una radicalización del partido ultraderechista. Además, un anterior intento de prohibición fracasó en 2003, ante la sospecha de que la gran cantidad de infiltrados de las fuerzas de seguridad en la cúpula del NPD habían alterado pruebas en su contra.

Algunos referentes políticos sostienen que otro fracaso como el de aquel año daría publicidad y un nuevo impulso al partido en cuestión. Es el caso del ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, quien advirtió que la ilegalización permitiría al NPD "montar un gran espectáculo en los medios" y presentarse como víctima.

El NPD fue fundado el 29 de noviembre de 1964. Aunque se presenta como una "fuerza patriótica", es más conocido por su faceta racista y antisemita, y por poseer estrechos vínculos con grupos neonazis violentos. A su vez, se trata de la mayor fuerza política de extrema derecha en Alemania, ya que cuenta con 6600 afiliados que todos los años aportan aproximadamente 1,5 millones de dólares al partido. En las últimas elecciones generales, el NPD alcanzó el 1,5% de los votos. Aunque tiene escaños en dos congresos regionales, nunca consiguió ingresar al Parlamento Federal de Berlín.

Fuente: Tiempo Argentino

Te Puede Interesar