Inmenso dolor

Noruega recuerda el primer aniversario de la matanza de Oslo

La matanza de 77 personas se recuerda hoy con actos que se realizar´na en el complejo gubernamental de Oslo y en la isla de Utoya.

Por Sección Internacionales

Con profundo dolor, se realiza este domingo diferentes actos para recordar a las 77 víctimas del doble atentado perpetrado hace un año por el ultraderechista Anders Behring Breivik.

Los actos principales están centrados en los escenarios del atentado: en el complejo gubernamental de Oslo, donde Breivik hizo estallar una furgoneta bomba que mató a 8 personas; y en la isla de Utoya, donde el asesino cometió una matanza en un campamento en el que murieron otras 69.

En ambas ceremonias estarán presentes familiares de las víctimas y sobrevivientes de la matanza. Se realizará una ofrenda floral y el primer ministro, el socialdemócrata Jens Stoltenberg, dará un discurso.


Por su parte, Las Juventudes Laboristas organizarán el acto central del día en Utoya, donde un millar de miembros de todas las federaciones regionales y varias autoridades homenajearán a las víctimas.

La defensa de la democracia y de la sociedad multicultural, contra la que atentó Breivik, contrastan con la recuperación en los sondeos del ultranacionalista Partido del Progreso, que parece haber superado la fuerte caída sufrida en los comicios municipales de septiembre y ha echado mano de nuevo del discurso antiinmigración.

Los atentados evidenciaron graves errores de coordinación de las fuerzas de seguridad, muy criticados por las familias de las víctimas, que tuvieron que esperar ocho meses para que la Policía admitiera algunos fallos y pidiera disculpas.

Días atrás, el Gobierno lanzó una propuesta de reforma de la ley antiterrorista que da amplias facultades para investigar potenciales actos terroristas de individuos aislados. Sin embargo, esta propuesta fue muy criticada.

El juicio al ultraderechista noruego de 33 años, cuya sentencia se pronunciará previsiblemente el 24 de agosto, provocó un amplio debate sobre la necesidad de cambiar los criterios que en el Derecho noruego permiten declarar a alguien penalmente responsable de sus actos tendiendo a si existen dudas sobre su estado mental.

Fuente: Minuto Uno

Te Puede Interesar