jueves 30 jun 2022
YA TOMÓ INTERVENCIÓN LA JUSTICIA Y LOS ORGANISMOS COMPETENTES

Denuncian maltratos a alumnos de una escuela albergue de Malargüe

Por Claudio Altamirano.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
22 de mayo de 2022 - 11:03

Sobre el cierre de esta última semana trascendió que integrantes del personal educativo de Nivel Primario del Centro Rural Evangélico de Agua Escondida, fueron separados de sus funciones tras las denuncias por maltrato infantil, puntualmente verbal a niños que asisten a este establecimiento que funciona bajo la modalidad de albergue. Los agravios habrían sucedido durante el reciente mes de abril. Se investiga además si conductas similares se produjeron con anterioridad a las denuncias.

Fuentes confiables de la Dirección General de Escuelas confirmaron a SITIO ANDINO que "existe un caso de maltrato o destrato infantil a los niños" de un establecimiento de educación pública de gestión privada que funciona en una localidad rural malargüina, puntualmente en el Centro Comunitario Rural Evangélico de Agua Escondida, a 210 kilómetros al sureste de la ciudad de Malargüe.

La comunicación agrega que "se ha iniciado una investigación de oficio tal cual sucede cuando hay este tipo de denuncias, apartándose preventivamente a las personas involucradas en el caso". La escuela es primaria y de características de albergue.

También se aclaró que en este tipo de causas interviene la Dirección de Educación Privada de la Dirección General de Escuelas, a cargo de Beatriz Della Savia, organismo que ya ha implementado en los últimos días el protocolo correspondiente para garantizar la seguridad de los alumnos de este establecimiento que a pesar de ser privado, también como muchos otros recibe el apoyo del Estado.

Según se pudo saber, la investigación se centra en denuncias "por posible maltrato verbal o violencia simbólica", hacia los niños que asisten a esta escuela. A raíz de esto, es que se suspendieron oportunamente las clases en el albergue, tomando intervención además otros organismos estatales que trabajan en la protección de derechos infantiles. Luego que se separó a las personas involucradas e investigadas, las clases se dictan con normalidad. 

A los niños que habrían sufrido estos maltratos no se los reubicó en otra escuela, ya que las autoridades del propio Centro Rural Evangélico, que tiene dirección legal en la provincia de Buenos Aires, se comprometieron a resguardar a los pequeños mientras avanza la investigación. El directivo de primaria del centro ubicado en Malargüe, y mientras avanzan las medidas, ha sido puesto en situación de licencia. Las denuncias fueron realizadas por los padres alumnos, asimismo por integrantes de Supervisión Privada. Ha tomado intervención la Justicia local. 

Te Puede Interesar