Estado de Sitio

Un proyecto para recuperar la marina mercante

Por Marcelo López Álvarez.

 Más de una vez en los últimos meses al desarrollar los conflictos a los cuales se enfrenta el gobierno con los sectores agroexportadores y formadores de precios hemos escrito sobre la necesidad de repensar el sistema de puertos, las hidrovías y la necesidad de fortalecer la presencia argentina en los sistemas de transporte y en la flota mercante y de pesca.

En estas horas está de visita en Mendoza Martín Ayerbe, presidente del Foro Naval Argentino Hipólito Bouchard que vienen trabajando un proyecto de ley, ya presentado, para la creación de una ELMA siglo XXI.

El proyecto del cual Ayerbe da detalles tiene como objetivo constituir al Estado "como el principal armador nacional ejerciendo el transporte naval de ultramar, de barcaza para los ríos interiores, el modo ferroviario y carretero para el hinterland, y aeronáutico tanto en cargas como en pasajeros"

El dirigente utiliza como ejemplo el cambio de modalidad de navegación en los ríos asegurando que "las barcazas son la tecnología conveniente para defender el Río Paraná de la británica libre navegación de los ríos interiores"

Según Ayerbe los megabuques que hoy navegan la hidrovía cargando en los puertos privados del Paraná necesitan más de 10 metros de calado, mientras que las barcazas de 2500 toneladas de capacidad apenas necesitan 3 metros de calado lo que además redundaría en un mejor cuidado del ambiente y el ecosistema del río más importante de la Argentina del que viven cientos de comunidades del Litoral argentino.

El titular de la Asociación destaca que "el fluvial, es el transporte más barato del mundo, a igualdad de peso y distancia si el camión cuesta 10, entonces el tren 7, el barco 4, y la barcaza 1". Menos en la Argentina, donde el monopolio camionero que se apropió del 95% de las cargas a partir de la privatización y desaparición del ferrocarril en los 90 cobra, no 10, sino 15 unidades de transporte por igual carga.

La disminución de los costos logísticos serían fundamentales no sólo para bajar precios internos sino también para mejorar los ingresos de los productores que tendrían menos incidencias de los fletes en sus costos, además que si las exportaciones de granos, aceites y minerales se transportan del puerto a los barcos en las barcazas del Estado se podría tener un control cierto y riguroso de lo que se exporta desde esos puertos del Paraná.

El proyecto destaca que "para ELMA XXI la barcaza es la herramienta preferencial de las grandes cargas. La introductora/extractora por excelencia de los gigantescos volúmenes de nuestras cosechas, de la producción minera del sur de Brasil, de la salida atlántica de Bolivia y Paraguay, del litoral compartido con Uruguay".

Para Ayerbe "no puede ser que argentinos, bolivianos, brasileños, paraguayos, uruguayos, veamos salir de las entrañas 20.000.000 de toneladas/año de mineral de hierro rumbo a China, Japón y los Tigres de la Malasia, obteniendo por ello entre 5 y 15 u$/tonelada en puerta del yacimiento Mutúm/Río Tinto, mientras se nos escape del análisis que los transportistas extranjeros facturan hasta 200 dólares por tonelada por llevarla a destino".

Las necesidades de nuestro país y nuestras producciones regionales siempre están latentes y hoy son cautivas de servicios de transporte y logística y cartelizados una intervención del Estado como regulador o como actor (a lo que no hay que asustarse porque es el modelo de los países más desarrollados del mundo) es fundamental no solo para ordenar sino también para crecer.

Te invitamos a escuchar la charla con Martín Ayerbe:

Te Puede Interesar