"El Paisa" se negó a declarar ante la justicia federal y seguirá detenido

Por Sección Policiales

Joaquín "El Paisa" Aquino, señalado como el sucesor del detenido narco Miguel Ángel "Mameluco" Villalba e investigado por la procedencia de la droga adulterada que mató a 23 personas e intoxicó a más de 80 en la zona noroeste del conurbano bonaerense, se negó esta tarde a declarar ante la justicia federal y seguirá detenido, informaron fuentes judiciales.

El sospechoso fue indagado por el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, quien le imputó los delitos de "tráfico de estupefacientes, en la modalidad de comercio y tenencia con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas organizadas para cometerlo y tenencia ilegítima de arma de guerra".

Fuentes judiciales informaron a Télam que el acusado, que cuenta con la defensa particular del abogado Ezequiel Briceño, se negó a declarar y seguirá detenido a disposición del magistrado interviniente mientras se resuelve su situación procesal.

Por esta causa, que se inició previo a las muertes por cocaína adulterada, también hay otros seis detenidos, entre ellos, Aldana Benítez, la pareja de Aquino; Alberto Medina y la mujer de este, Mónica Altamirano; quienes serán indagados en las próximas horas.

Todos afrontan los mismos cargos aunque con distintos grados de responsabilidad, siendo Aquino el presunto "organizador" de la banda, detallaron los voceros.

A su vez, en este expediente hay una imputada más que no quedó detenida, pero que se le notificó de la formación de la causa en función de que en el allanamiento a su domicilio se encontró solo un teléfono celular, aunque los investigadores procuraban reunir más pruebas, añadieron los informantes.

En tanto, las fuentes consultadas aclararon que, más allá de las conexidades entre esta causa y la que tramita en la justicia ordinaria por las muertes e intoxicaciones con la cocaína adulterada, por el momento ambos expedientes seguirán por separado: uno en el fuero federal y el otro la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 de San Martín, donde se investigan las muertes de las 23 personas que consumieron la cocaína adulterada y la intoxicación de más de 80.

Te Puede Interesar