para tener en cuenta

El 2022 llega con una suba de hasta 20% en el gas y quita de subsidios a consumidores pudientes

Las tarifas de electricidad y gas aumentarán entre 17% y 20% a partir de enero o febrero. En el caso de la distribución eléctrica, el aumento se aplicará para los usuarios de Capital Federal y Gran Buenos Aires, pero para el servicio de gas será a nivel nacional, mientras una premisa será avanzar en el recorte de la millonaria masa de subsidios que sostienen las tarifas.

Fuentes de la Secretaría de Energía admitieron que la finalidad es, más allá de la recomposición tarifaria, "quitarle presión al sector público y equilibrar el escenario fiscal". 

Para eso, la intención del Gobierno es, luego de imponer un techo del 20% al próximo ajuste que se aplicaría "de una sola vez" durante el primer bimestre del 2022, avanzar desde marzo con la quita de subsidios a los sectores de mayores ingresos, parte del universo beneficiado por los más de $900 mil millones que se destinan a ese fin. Para segmentar, el criterio previsto es la valuación de las viviendas.

En este marco, el representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino, consideró este miércoles que las tarifas deben ser "justas y razonables", y se expresó a favor de la segmentación de los subsidios. 

"Además, las empresas no pueden tener ganancias exorbitantes", enfatizó Polino, en declaraciones radiales. También se expresó a favor de que "comiencen a quitarse los subsidios. No es lo mismo un usuario de Puerto Madero o el que vive en Mataderos o en una villa miseria".

Cómo será el recorte de subsidios

Entre enero y noviembre de este año, el Estado Nacional destinó más de $921.000 millones a subsidios energéticos. Es lo que desde la Secretaría de Energía pretende recortar sustancialmente para equilibrar el déficit fiscal que desvela al Gobierno, luego de la audiencia pública que tratará el próximo incremento del servicio de gas natural prevista para el 19 de enero. 

En la segmentación, se utilizará como parámetro las valuaciones de las viviendas en las que se prestan los servicios: por caso, en la Ciudad de Buenos Aires la eliminación de subsidios será para los inmuebles con un valor de mercado de U$S 3.700 por metro cuadrado, según trascendió.

Se estima que, en una primera etapa, alrededor de medio millón de usuarios del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) dejarán de estar beneficiados por los subsidios. 

Para Polino, "es lógico que se subsidie a usuarios de bajos ingresos". Además, el dirigente advirtió que la Secretaría de Energía "debe analizar los balances de las empresas, sus estructuras de costos. Como se trata de servicios públicos monopólicos, sin competencia, las tarifas deben ser justas y razonables".

(Fuentes: NA/Ámbito).



Te Puede Interesar