Crimen de Lucas: uno de los policías que declaró contó que desapareció la bala homicida

Por Sección Policiales

Solo tres de los 14 policías detenidos por el crimen del juvenil futbolista Lucas González aceptaron declarar ante la Justicia, dijeron que son inocentes y aseguraron que no encubrieron el hecho. Aunque ciertos detalles de sus testimonios les "llamaron la atención" a los investigadores.

Se trata del comisario Ramón Jesús Chocobar, y los oficiales Sebastián Baidón y Daniel Rubén Espinosa. Tal vez la versión de este último fue la que más información aportó, ya que por su cargo ayudó a sacar del auto el cuerpo de la víctima y acompañar a la médica del SAME hasta el Hospital Penna. Por estos motivos presenció buena parte de la secuencia que ocurrió fuera de la escena del crimen.

En este sentido, Espinosa contó que en un momento se abrió la puerta de la sala del centro de salud donde estaba el cadáver del adolescente y un médico le dijo que "se cayó de la cabeza del chico una bala". Entró y vio que había un pequeño trozo de metal en el piso, por lo que tomó una servilleta de papel, hizo un sobre provisorio, agarró el pedacito de metal y lo guardó.

"Para mí era un encamisado, lo que cubre la bala (...)", relató el agente, que de inmediato le avisó a sus superiores y ellos le pidieron que custodiara ese elemento y que si no llegaba alguien de la Policía Federal (tomó la investigación al estar involucrada otra fuerza de seguridad) se lo pasara a su relevo en el puesto. Eso fue lo que hizo, aunque hasta ahora no supo más nada del sobre improvisado donde había guardado ese fragmento de bala.

Otro detalle curioso es una costumbre que Espinosa tiene desde que trabaja como policía. Según reveló, le toma fotos de todo a todo. "Hasta cuando me mandan a hacer controles de tránsito saco fotos", le remarcó a la Justicia. Un material que ya está siendo investigado, según publica Clarín.

Crimen de Lucas González: pidieron detener a una abogada de la Policía porteña

Además de los 14 efectivos policiales arrestados la investigación por el crimen de Lucas González, el chico que jugaba en la sexta de Barracas Central y el 17 de noviembre fue asesinado por tres policías porteños, tiene un pedido de detención contra una abogada de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Esta mujer "rubia, vestida de civil y con pollera", es la primera civil investigada por su presunta participación en el encubrimiento del hecho. Parqa el fiscal de Instrucción Leonel Gómez Barbella su permanencia allí coincidió con el momento en el que se adulteró la escena y además "no estaba asignada al procedimiento".

Al pedir el arresto y la posterior indagatoria contra la asesora letrada, el fiscal afirmó: "No se entiende la causa por la que una funcionaria de la División de Asuntos Internos y Contenciosos de la Policía de la Ciudad con una experiencia de casi 4 años y medio (...) y avezada en leyes del derecho, y específicamente en materia del derecho penal (se desempeña en División Asuntos Penales), se presente en el lugar y permanezca durante el tiempo que lo hizo durante la serie de conductas ilícitas que se llevaban a cabo allí".

Fuente: TN

Te Puede Interesar