Con su esposa, Carito Lourenco, ganó la Estrella Michelin

Germán Carrizo, primer chef mendocino en lograr el "Oscar" a la gastronomía por su restó en España

Por Sección Economía

El chef Germán Carrizo se convirtió ayer en el primer mendocino en obtener una Estrella Michelin, considerada el Oscar de la gastronomía, junto a su esposa, Carito Lourenco, cordobesa que también  se formó en Mendoza. La distinción fue por su Restaurante Fierro, de Valencia, durante una gala realizada en el Palau de Les Arts Reina Sofía, de esa ciudad de la costa mediterránea española.

Luego de 15 años de trabajar en la península junto a Carrizo, Lourenco también es desde ayer la primera cocinera argentina en conseguir tan alta distinción que otorga la Guía Michelin España y Portugal. El resultado confirma que Fierro, abierto en 2015, y sus responsables aparecerán en la edición 2022 de la prestigiosa publicación del mundo gastronómico.

Ambos se conocieron durante la carrera de Gastronomía en el Escuela Internacional Islas Malvinas, de Mendoza, bajo el paraguas académico de la Universidad Juan Agustín Maza. En 2006 emigraron a España para trabajar con el reconocido chef Quique Dacosta, que en esta nueva gala Michelín conquistó su tercer estrella por El Poblet: con el y junto a Fierro, la ciudad de Valencia acumuló reconocimientos a 9 restaurantes. 

"Conseguir una estrella Michelin para nuestro restaurante es la recompensa a muchos años de sacrificio y dedicación a la cocina. Los últimos dos años han sido una prueba de fuego para nosotros y para todo el sector, por ello, estar celebrando esto hoy nos parece un premio a compartir con todos nuestros compañeros", aseguró Germán Carrizo

Un espacio exclusivo, antes y luego de la pandemia

Carrizo y Lourenco conducen un espacio de 57 mts², capaz de albergar a sólo 12 comensales. Eso es Fierro, considerado una propuesta única en España.

Según cuentan sus hacedores, hasta 2020 el restaurante tenía una mesa única para compartir, pero la pandemia impuso 4 mesas para 3 personas con el debido distanciamiento. Y si bien el propósito es compartir la experiencia hacia la gastronomía mediterránea, en la cocina de Fierro están presentes las brasas asociadas a la identidad cuyana y argentina, y la recreación de recetas familiares con  un toque gourmet de alto vuelo. 

Pero la pandemia los llevó a un trabajo más comprometido: durante 2020 montaron la cocina en apoyo a la ONG World Central Kitchen, una experiencia que, aseguran, les hizo ver "la realidad de la pandemia y la cocina desde otra perspectiva y crecer como cocineros y como personas".

La pareja destacó el "equilibrio entre lo de allá y lo de acá", y agregó que "Fierro es el Mediterráneo, es Argentina, pero también muchos lugares del mundo. Actualmente nuestro menú parte de sabores que recuerdan a nuestra tierra, pero revisionados desde el producto local mediterráneo y técnicas aprendidas de nuestros viajes alrededor de las cocinas del mundo".

Respecto al camino recorrido, Lourenco tampoco olvidó el origen. Y deseó que "esta estrella (Michelín) luzca bien fuerte allí también en Argentina donde están nuestras familias que forman igualmente parte de nuestra propuesta en Fierro. En nuestro menú siempre hay reminiscencias. Nuestro camino a lo mediterráneo siempre incluye el origen, ya que es un camino que iniciamos allá".

Te Puede Interesar