"Secretismo" y manipulación: fuertes cruces en la pelea por la fusión de Bodegas de Argentina y WofA

Por Miguel Ángel Flores

La intención de Bodegas de Argentina, la entidad gremial empresaria que agrupa a unas 200 firmas exportadoras del sector, de absorber a WofA (Wines of Argentina), había trascendido hace casi un mes. Y si bien, al conocerse el propósito, se suspendió una asamblea para tratar una eventual fusión prevista para el 12 de diciembre, fue prender una mecha que hasta ahora no puede apagarse: la de la una fuerte interna dentro del propio ente de promoción externa del vino argentino que una durísima carta ha llevado a un punto máximo de tensión, con acusaciones y respuestas.

Al parecer, el clima enrarecido en que se da el proyecto impulsado por BA terminó por penetrar en el seno de WofA, devenido ahora en el nuevo botín de guerra para la institucionalidad vitivinícola, desde que la cámara bodeguera se apartó en diciembre del 2019 del directorio de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar). Es que como parte del Plan Estratégico (PEVI) al 2020, reformulado al 2030, esta entidad financia las acciones para posicionar al vino argentino en los mercados internacionales.

"Secretismo", decisiones "discrecionales" y falta de transparencia. Son algunas de las acusaciones formuladas por la bodeguera Susana Balbo, integrante del directorio de WofA y con un pie en cada institución en pugna: su bodega Dominios del Plata integra BA y al mismo tiempo se ha manifestado identificada con Coviar. Y se pronuncia luego de una álgida reunión de directorio en la que hubo cruces bastante subidos de tono entre quienes impulsan el cambio y los que lo resisten.

"Nunca en la historia de WofA se ha vivido tanto secretismo y manipulación de la información como en estos últimos dos años. Siempre hemos sido una organización transparente y democrática, donde todas las voces fueron escuchadas y siempre nos motivó un objetivo común, trabajamos denodadamente para ver nuestros vinos reconocidos en el mundo como los mejores", reza el escrito dirigido por Balbo a sus "queridos colegas", que puntualiza críticas muy duras con nombres propios. 

Acusaciones y acusados

La enóloga y bodeguera va más allá. Y asegura que "hoy se promueve una fusión donde indudablemente WofA sale perjudicada", antes de formular distintas preguntas en tono de cuestionamientos abiertos a lo que entiende es una estrategia de "un grupo muy reducido".

¿Cuál es el beneficio REAL de WofA al fusionarse con una entidad que tiene otra misión, la cual no debe abandonar desde luego, pero que cada día está más debilitada en su prestigio e influencia en el país y carece de reconocimiento en el mundo? Cuando hablo de secretismo me refiero tanto al presidente de WofA (Maximiliano Hernández Toso) como el señor (Francisco) Do Pico (gerente de RRII de grupo Peñaflor y vice de BA), quienes ya han estructurado anticipadamente, con un grupo muy reducido, lo que desean que pase", detalla. 

Y luego de señalar que no se consultó a los miembros de WofA sobre el proyecto, asegura que "su objetivo no es claro" y advierte: "Es tomar decisiones en forma discrecional, sin la participación de las empresas medianas y pequeñas?".

En este aspecto, surge otro cuestionamiento, esta vez orientado al manejo de los estatutos de ambas entidades.

"No han informado de forma transparente que para fusionar dos asociaciones civiles, expresamente prohibido por ley, deberían disolverse ambas y crear una nueva. No obstante, como todo en nuestro país, personas astutas encuentran un escape, y una zona gris de la ley habilitaría la fusión con la disolución de solo una de las entidades", se explaya Balbo, y a continuación lanza una metralla de preguntas con "pocas respuestas claras": "¿Cuál será la disuelta y qué estatuto reglamentará la nueva institución? ¿Cómo se garantizará la participación de todas las bodegas? ¿Se respetará las decisiones colegiadas, y que no sólo pasen por un pequeño grupo?".

 En su descargo, Hernández Toso intenta bajarle el tono a la pelea con sus argumentos.

"La idea es que ganen todos los socios y que la industria tenga un consenso mayoritario sobre acciones concretas para salir de una década de estancamiento en las exportaciones. Se habla de un objetivo de 1.000 millones de dólares cuando el Pevi apuntaba a 2.000 millones para 2020. Algo tendremos que corregir no?", resume desde su lugar el responsable de WofA, que asumió en junio del 2020 y dejará su cargo el próximo 31 de diciembre por "razones personales".

Por eso, el ejecutivo pone "el dedo en la llaga" que generó la grieta entre BA y Coviar en 2019: el destino prioritario de la contribución obligatoria que recauda Coviar de cada eslabón de la cadena vitivinícola.

"La mayoría esta de acuerdo que los fondos de la contribución obligatoria tendrían que aplicarse para la promoción externa. Ese es el objetivo que tiene que alinear a toda la industria. Estamos trabajando por una industria más fuerte con foco en las exportaciones, no buscando más "poder"", le retruca HT a Balbo.

Encuesta y algo más 

Todo deviene del transcurrir luego de la tensa reunión de directorio de WofA del miércoles 17 de noviembre, que dió por tierra con la asamblea fijada para el próximo lunes 12, en la que iba a tratarse el propósito de absorción/fusión la cual requiere 2/3 de los votos favorables. Durante la discusión, en sintonía con Balbo, otros reconocidos bodegueros como Alberto Arizu y Roberto Luka también expresaron sus objeciones al respecto. 

Desde el seno de Wines confirmaron que la asamblea sigue pospuesta, sin fecha cierta por el momento, porque, para Hernández Toso, "se está escuchando a la minoría de los socios que tienen dudas. La fecha de la  asamblea depende de este proceso previo". 

Para eso, ya se cursó una encuesta para recabar la opinión mayoritaria con la pregunta "¿Está de acuerdo con la unión?". Y así tratar de darle sustento al proyecto de Bodegas de Argentina.

En tal sentido, Balbo vuelve a embestir contra Hernández Toso como su impulsor, calificándola de "tendenciosa y poco trasparente para relevar la opinión sobre la fusión", que "solo se entiende en la intención de NO CONVOCAR a la asamblea para decidir".  Algo que el presidente de Wofa descarta de plano, al asegurar que "las opciones son SÍ/NO/NO SÉ, y se preguntan las razones. ¿Qué puede tener de tendencioso?. Además, no es vinculante, o sea, no reemplaza a la asamblea"

En definitiva, la dirigente y empresaria interpela a sus pares a explicitar la información necesaria. Y en concreto "a informar correctamente la relación y el rol que WofA aspira dentro de COVIAR y los fondos que todos aportamos a la misma".

De una fusión ¿a otra?

Sin embargo, Balbo no se queda ahí. Y retruca con otra propuesta que puede sumar más polémica: que WofA pase a concentrar los recursos utilizados no sólo para la promoción externa sino también los que se destinan al mercado nacional, que hoy administra el Fondo Vitivinícola.

Para eso, plantea que se gestione "ante el Gobierno de la provincia ( el Fondo Vitivinícola fue creado por el gobierno) y la Coviar la fusión de los fondos de promoción de exportación y mercado interno en WofA, ampliando el objeto del estatuto. Unificar así el mensaje y la imágen del vino argentino para todos los mercados, optimizar el uso de los fondos y hacer actividades articuladas".

Para sostener su propuesta, argumenta que "Argentina es un mercado más, no tiene sentido dispersar los esfuerzos en la promoción del consumo del vino. Bodegas de Argentina debe focalizar su acción en la gestión gremial empresaria, objeto de su formación, y delegar en WofA todo lo que implique promoción y turismo". 

Por su parte, Hernández Toso insiste en la importancia de los aportes financieros, sin que sean obligatorios. Y mayormente del sector privado.

"Hay muchos socios de WofA que quieren contribuir voluntariamente mas fondos para la promoción externa: yo creo en las contribuciones voluntarias, no me gustan las contribuciones obligatorias, para eso están los impuestos. Conseguir más fondos para la promoción es una prioridad central, y esos fondos van a venir de los socios. Lamentablemente hace 10 años que los aportes públicos son irrelevantes, y va a seguir así porque somos un país con 50% de pobreza".


Te Puede Interesar