Las acusadas del asesinato del pequeño Lucio ¿Cómo pasan sus días tras las rejas?

Por Sección Nacionales

Son once días que Magdalena Espósito Valenti (25), la madre de Lucio Dupuy, y su novia Abigail Páez (21) están detenidas acusadas del asesinato a golpes del chico de cinco años en la ciudad pampeana de Santa Rosa. Apenas 48 horas después de darse a conocer el caso, ambas fueron trasladadas al Complejo Penitenciario N°1 de San Luis, donde están aisladas y separadas del resto de las presas.

Así reveló días atrás la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad de esa provincia al desmentir las versiones que indicaban que Espósito Valenti y Páez habían sido golpeadas por otras detenidas del penal.

En ese sentido, según dijeron fuentes de la penitenciaria a medios puntanos, Espósito y Páez "están aisladas, solas, y en período de adaptación" desde el primer día que llegaron al Complejo y la intención era que continuaran así al menos siete días, como cualquier reclusa.

Además, las autoridades judiciales pampeanas pidieron que se resguarde la "integridad física" de las dos presas, por lo que la medida de aislamiento podría extenderse hasta una semana desde su llegada.

Espósito Valenti está imputada por el homicidio calificado por el vínculo y Páez, por el homicidio simple, de Lucio, quien murió el pasado viernes 26 por una hemorragia interna, producto de los golpes que le habían dado.


Te Puede Interesar