Crisis de combustibles en Reino Unido: la escasez y el aumento de precios sigue sin solución

Por Sección Internacionales

Los problemas en el suministro de combustible en las estaciones de servicio independientes del Reino Unido por la falta de camioneros ante el Brexit y la pandemia de coronavirus siguen sin solucionarse, informó la asociación empresarial del sector.

La Asociación de Minoristas de Combustibles (Petrol Retailers Association en inglés) que representa casi 5.500 de las 8.300 estaciones de servicio, dijo que aunque la situación está comenzando a mejorar, más de una cuarta parte (27%) de sus miembros continúan con problemas de suministro.

"Tratar de calmar esto parece ser una tarea descomunal en este momento", expresó el presidente del organismo, Brian Madderson, en declaraciones a la BBC.

Aseguró que el aumento de la demanda parece continuar por la presión de los automovilistas que quieren llenar el tanque cada vez que pueden y donde pueden.

Las estaciones de servicio han tenido dificultades para hacer frente a la gran afluencia de automovilistas, desde que la semana pasada algunos empresas petroleras alertaran sobre problemas de abastecimiento debido a la escasez de camioneros para transportar el combustible.

La PRA también informó que los problemas son más graves en Londres y en el sureste de Inglaterra, pero que Escocia, Irlanda del Norte y Gales parecían estar en una mejor situación.

Por otro lado, la Asociación alertó esta mañana al Gobierno sobre el posible incremento del precio de la nafta y el diesel en los surtidores, tras un aumento en el precio del crudo Brent.

Una caída en el valor de la libra frente al dólar también hará subir los precios para los consumidores del Reino Unido, agregó.

Mientras tanto, el Gobierno a cargo del primer ministro Boris Johnson adelantó ayer que planea utilizar al ejército para abordar algunos de los problemas de entrega en los próximos días, así otorgar 10.500 visas temporales a choferes y trabajadores de camiones en el extranjero, a quienes se les permitirá trabajar en el Reino Unido hasta la víspera de Navidad.

Los problemas con el abastecimiento debido a la escasez de conductores del transporte de carga que provenían de la Unión Europea (UE) son atribuidos a la pandemia, pero se agravaron con el Brexit, ya que muchos trabajadores europeos decidieron abandonar el Reino Unido.

El país abandonó el mercado único de la UE a principios de este año, lo que impidió que los transportistas contrataran choferes del extranjero con la misma facilidad que antes.

Se estima que el Reino Unido tiene una escasez de unos 100.000 choferes de camiones.



Fuente: Télam

Te Puede Interesar