supuesta mala praxis
Una mujer denunció que le ligaron las trompas por error durante una cesárea
Martes, 14 de septiembre de 2021
Por: Pablo Segura

Una mujer de 39 años denunció que le ligaron las trompas de falopio por error durante una cesárea en la que dio a luz a su bebé en el hospital Español, provocando que ahora no pueda volver a quedar embarazada.

El hecho ocurrió en septiembre del 2020 pero hoy, a casi un año, la investigación no tiene imputados y el principal sospechoso, el médico que realizó la cirugía, sólo fue citado a una declaración informativa.

Según la damnificada, el propio médico le admitió que cometió un error pero días después, en un informe firmado por el facultativo, se describió una situación de "urgencia" en la que el profesional había decidido ligar las trompas para "proteger" a la paciente.

Claro está que para la víctima esto no es real, incluso en su denuncia resaltó que durante el embarazo le había contado al médico que al año siguiente -por este 2021- tenía planificado tener otro bebé.

La denuncia quedó plasmada en el expediente P-74.297/20, que está en manos del fiscal Tomás Guevara, de la fiscalía correccional.

El magistrado investiga unas "lesiones gravísimas culposas", aunque sólo tomó una declaración informativa al sospechoso, Ignacio Arpedoni, médico obstetra del Hospital Español.

A casi un año, las víctimas a través de su abogada querellante, Agustina Maddiona, intentan que se agilice la investigación para definir la responsabilidad penal del sospechoso.

El dramático relato de la víctima

La mujer, Marivel Vera (39), tenía prevista una cesárea para el 28 de septiembre del 2020 en el Hospital Español, intervención en la que iba a dar a luz a su hija.

Ella denunció en la justicia que tras el nacimiento de la bebé, el médico Arpedoni salió de la sala y con ella quedó una "doctora", quien ultimaba detalles para finalizar la intervención.

En ese momento, Vera comenzó a sentir olor a quemado y algunos dolores, algo que le sorprendió.

Fue allí cuando esa "doctora" -tal como señala la víctima- le mostró "dos bolitas de carne" y le dijo "esta es la muestra de que el trabajo se hizo".

Vera preguntó "¿qué trabajo?" y la médica respondió "el de las trompas". Ante esto la mujer comenzó a indagar sobre lo que habían realizado en su cuerpo y la enfermera le dijo que hablara con Arpedoni.

Segundos después, el médico ingresó a la sala y le dijo "nena metí la pata, discúlpame, pensé que era mi otra paciente, me equivoqué de paciente", tal como reza en la denuncia formal realizada en la justicia.

Vera completó su relato diciendo que el médico intentaba justificarse afirmando que "por los años que tenía había hecho eso", hablando de una supuesta lesión en el útero -algo que no está acreditado en las pericias-.

Desde ese momento, la mujer y su pareja pidieron el secuestro de la histórica clínica y luego se radicó la denuncia formal.

En la causa ya declararon varios testigos, entre ellos el anestesista que intervino en la operación y personal del hospital.

No obstante, a pesar de que estos ratificaron lo ocurrido -como así también la pareja de la mujer-, la justicia no realizó imputaciones.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario