Pandemia

Cuáles son los países que ya combinan vacunas contra el coronavirus

Ante la escasez de segundas dosis de Sputnik V, el gobierno estudia combinar vacunas de distintos laboratorios para completar la pauta, una técnica que ya usaron otros países como Canadá, Corea del Sur, Francia o España antes las sospechas de efectos adversos graves de la vacuna de AstraZeneca.

A principios de abril, España decidió reservar la vacuna anticovid de AstraZeneca a los mayores de 60 años, tras observarse por debajo de este umbral de edad algunos casos de coágulos sanguíneos causantes de trombosis.

El instituto epidemiológico Carlos III y cinco hospitales españoles organizaron un ensayo clínico sobre la posibilidad de combinar AstraZeneca con Pfizer, cuya conclusión fue "una alta respuesta inmune", según indicó la ministra de Salud Carolina Darias.

Por eso, desde mitades de mayo, el gobierno español decidió que se podrá administrar el suero de Pfizer a quienes recibieron una primera dosis de AstraZeneca y tienen menos de 60 años.

Francia fue otro país que optó por el denominado "esquema mixto de vacunación" tras la prohibición de administrar la vacuna de AstraZeneca a menores de 55 años. Según el sitio France 24, poco más de medio millón de personas se encontraron entonces con un impasse, del que se salió dándoles dosis de Pfizer/BioNTech o Moderna.

Dinamarca, Suecia y Alemania siguieron el mismo criterio y combinaron las dosis de la vacuna de AstraZeneca con otras de Pfizer o Moderna en los menores de 60 años.

Un estudio realizado en el hospital Charité de Berlín, llegó a la misma conclusión que los científicos españoles. Según los resultados publicados en la revista Science , un grupo vacunado con AstraZeneca y luego, diez a doce semanas después, con Pfizer, desarrolló la misma respuesta inmune que un segundo grupo, que recibió dos dosis de Pfizer con tres semanas de diferencia.

El 1 de junio pasado el Comité Consultivo Nacional de Inmunización de Canadá anunció que las personas que habían recibido la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca también pueden elegir recibir una vacuna diferente para su segunda dosis. Añadió que las vacunas de ARN mensajero de Pfizer/BioNTech y Moderna pueden utilizarse indistintamente.

En el golfo Pérsico, Emiratos Árabes Unidos y Baréin, decidieron que la vacuna de Pfizer/BioNTech pasará a estar a disposición de las personas inmunizadas inicialmente con una vacuna desarrollada por Sinopharm como una inyección de refuerzo a los seis meses.

En tanto, en Corea del Sur se decidió dar una dosis de Pfizer a unas 760.000 personas que había recibido una primera dosis de AstraZeneca debido a un atraso de las entregas del mecanismo COVAX de la OMS.

Según indicó a France 24 la doctora en virología y profesora de la Universidad de Borgoña Françoise Salvadori, "estos resultados no son sorprendentes".

"Si la técnica entre AstraZeneca y Pfizer y Moderna es diferente, el resultado final es el mismo: fabricar la proteína Spike del coronavirus para enseñar a nuestro sistema inmunológico a defenderse contra ella".

Un estudio realizado en el Reino Unido sobre la posibilidad de combinar la vacuna de AstraZeneca con otra dosis de Pfizer, encontró que puede provocar más efecto adversos, aunque todos leves y de corta duración, como fiebre o malestar.

¿Y con la Sputnik V?

Lo cierto es que la mayoría de los ensayos clínicos fueron realizados con vacunas que no están disponibles en la Argentina, como la de Pfizer o la de Moderna. Sin embargo, el 4 de junio el Fondo de Inversión Ruso (RDIF) informó que "no se detectaron efectos secundarios negativos" durante los ensayos de una combinación de AstraZeneca y Sputnik V.

El RDIF indicó que empezaría pronto ensayos con combinaciones del suero ruso y vacunas de laboratorios chinos en países árabes, según la agencia Reuters.

"Es una posibilidad (el intercambio de vacunas) que se evalúa desde el primer momento por la dificultad en el acceso, pero lo estamos evaluando", lanzó la ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti en diálogo con Radio Metro.

Sin embargo aclaró que la combinación de vacunas, es decir, una dosis de Sputnik V junto con otra de AstraZeneca, solo se dará en caso de que los estudios científicos demuestren seguridad y eficacia.

Desde el inicio de la campaña de vacunación la Argentina recibió 7.875.585 dosis Sputnik V del componente 1. Mientras que solo le llegaron 1.540.160 del 2, es decir, que hay un espectro de 6.335.425 personas que deben completar su esquema de inoculación

"Por ahora la escasa bibliografía que existe se enfocó en las combinaciones de vacunas de plataformas diferentes, por ejemplo Oxford/AstraZeneca con la de Moderna o Pfizer. Por lo tanto, para nosotros es una discusión teórica porque las vacunas basadas en ARN mensajero aún no están disponibles localmente", le dijo a Chequeado la doctora Iris Aguilar, directiva de la Sociedad Argentina de Vacunología (SAVE) e integrante de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain), el cuerpo técnico que asesora a las autoridades sobre políticas de inmunización.

"En reunión de la Conain se discutió la intercambiabilidad de las vacunas disponibles en Argentina. Desde lo teórico se concluyó que la AstraZeneca y la Sputnik -ambas basadas en vectores virales- deberían ser potencialmente combinables. Pero hasta ahora no contamos con evidencia médica sobre esa mezcla, y por eso no se sugiere recurrir a esquemas mixtos. La recomendación actual de Conain es no avanzar con la intercambiabilidad hasta sumar más evidencias", agregó-

Mezclar vacunas, una estrategia que despierta un interés creciente

Mezclar y combinar vacunas permite a los países ser mucho más flexibles y reactivos ante la posible escasez de una vacuna. También aprovecharse de la posible mejor repuesta de una u otra contra alguna variante determinada.

"Esta posibilidad abre nuevas perspectivas para muchos países", dijo a la revista Science Cristóbal Belda-Iniesta, especialista en investigación clínica del Instituto de Salud Carlos III.

"Dos vacunas diferentes pueden ser más potentes que cualquiera de las vacunas por sí solas", opinó por su parte Dan Barouch del Beth Israel Deaconess Medical Center.

La combinación de los dos tipos de vacunas puede brindarle al sistema inmunológico múltiples formas de reconocer un patógeno. "Las vacunas de ARN mensajero (com Pfizer o Moderna) son realmente buenas para inducir respuestas de anticuerpos, y las vacunas basadas en vectores son mejores para desencadenar respuestas de células T", dijo a Science Leif Erik Sander, un experto en enfermedades infecciosas del Hospital Universitario Charité de Berlín. Fuente: TN

Te Puede Interesar